El Centro del Alzheimer investiga la utilización de ‘smartphones’ y ‘tablets’ en personas con alzheimer

Es uno de los proyectos en los que estĂĄn trabajando los profesionales para hacer frente a una demencia que no cuenta con soluciones definitivas pero que sĂ­ puede combatirse y retrasarse

El Centro de Referencia Estatal del Alzheimer, con sede en Salamanca, investiga y analiza la utilización de ‘smartphones’ y ‘tablets’ en personas con alzheimer para mejorar su estimulación cognitiva y retrasar el avance de la enfermedad.

SegĂşn ha explicado la responsable del ĂĄrea de documentaciĂłn e investigaciĂłn, Elena Ingelmo, este es uno de los proyectos en los que estĂĄn trabajando los profesionales del centro para hacer frente asĂ­ a una demencia que no cuenta con soluciones definitivas pero que sĂ­ puede combatirse y retrasarse con terapias.

También, el Centro de Referencia está trabajando junto con la Universidad de Valencia en una pantalla táctil que mejore la calidad de vida y permita una mayor interacción de los afectados con su núcleo familiar. Por ejemplo, se está desarrollando una red social “sencilla” en la que el usuario pueda interactuar.

Otra de las iniciativas en la que los trabajadores están fortaleciendo los conocimientos es en la posibilidad de incrementar las ventajas de la teleterapia a través de las nuevas tecnologías. Una de sus aplicaciones puede ser la asistencia de profesionales a través de un contacto vía ’online’ o de la TDT.

En los últimos años, se han promovido iniciativas, y se sigue trabajando en ello, como la ‘roboterapia’, donde los pacientes con alzheimer puedan convivir con una “mascota” mecánica que ofrece ocupaciones al paciente como las que puede dar convivir con un animal doméstico.

Asimismo, Elena Ingelmo ha hecho hincapiĂŠ en la creaciĂłn de juegos interactivos a travĂŠs de las nuevas tecnologĂ­as o el estudio de cĂłmo influye la musicoterapia en la actividad de las ondas cerebrales.

En estas propuestas se trata de “estimular” la actividad cerebral desde que las personas con alzheimer empiezan a sufrir los efectos de la enfermedad, con el fin de retrasar al máximo la pérdida de calidad de vida.