El centro de la piedra recibe más de 400.000 euros en cinco años

Plan E. Este año se aportarán 184.000 euros para acondicionar la entrada de visitantes, para lo que se adecentarán 700 metros cuadrados. Didáctica. El espacio servirá para enseñar cómo son las minas
F. M. M.

Gracias a aportaciones de diferentes administraciones, el centro de interpretación de la piedra de Villamayor está más cerca de cumplirse.

En 2006, 2007 y 2007 recibió 50.000 euros cada año de la Dirección de Minas, dependiente de la Junta de Castilla y León; durante 2009, se destinaron más de 100.000 euros procedentes de los Planes de Convergencia, también de la Junta; y el Consistorio dedicará más de 184.000 euros durante este 2010 procedentes del segundo Plan E del Gobierno de España.

En estos años los trabajos realizados buscan la recuperación medioambiental del hábitat minero, un espacio ubicado enfrente del instituto de Educación Secundaria Tomás Bretón y que es considerado como la mina más antigua de la localidad, ya que procedería del siglo XVIII y algunas de sus piezas se podrían haber utilizado para terminar la Catedral nueva de Salamanca.

El objetivo final es crear un centro de interpretación de las minas de la piedra de Villamayor, cuyas características apenas se dan en otro lugar del mundo.

Con los fondos del Plan de Convergencia se terminará en mayo de retirar escombros, limpiar la zona y descubrir más cuevas. A partir de esa fecha, con los recursos del Plan E se creará un espacio cultural, educativo, ambiental, con capacidad para organizar actos teatrales, según explicó ayer a los medios de comunicación el concejal de Medio Ambiente, Manuel Gago.

El centro de interpretación servirá para que los vecinos y visitantes puedan conocer a la respuesta de cómo es una cantera y cómo se trabaja en ella. La concejal María Paz Santos aseguró que se convocará un concurso de ideas para la organización de este nuevo espacio didáctico y cultural.
“Este proyecto es muy ambicioso y es una de las principales iniciativas en este ámbito del Ayuntamiento, por lo que acudiremos a Europa para conseguir fondos si es necesario”, explicó la concejal.

La primera actuación se centrará en el acondicionamiento de la entrada por la calle Estudiante de Salamanca, y contará con una superficie de 738 metros cuadrados, y los visitantes serán recibidos en una pérgola. A continuación habrá una rampa para llegar hasta el mirador principal desde el que se verá el espacio más importante de la mina. Un muro didáctico permitirá colocar carteles y otros elementos para mostrar las características del espacio minero. Las medidas de seguridad también se han tenido en cuenta.