El Centro de Innovación Gastronómica consigue la marca registrada nacional

Este centro busca ser el aglutinador de la experimentación gastronómica, una referencia global que implique a todos los actores: profesionales, empresas, universidad y administraciones.

El Centro de Innovación Gastronómica (C.I.G), impulsado por la Cámara de Comercio e Industria de Salamanca, cuenta a partir de esta semana con la marca registrada nacional de carácter mixto. Esta concesión, que registra el nombre de Centro de Innovación Gastronómica y su logotipo correspondiente, supone un nuevo espaldarazo en la andadura de este espacio innovador y constituye la tercera marca tras las ya registradas Casa de la Tierra y Jardín de las Especias.

 

Este centro busca ser el aglutinador de la experimentación gastronómica, una referencia global, que implique a todos los actores: profesionales, empresas, universidad y administraciones. Por ello, numerosas personalidades del mundo gastronómico han podido visitar el centro y han mostrado su interés ante un proyecto que quiere ser un punto de encuentro entre los diferentes agentes gastronómicos.

 

UN ESTÍMULO PARA SALAMANCA

 

Los espacios del Centro de Innovación Gastronómica buscan ser el lugar indicado para mostrar las últimas tendencias en gastronomía, compartir conocimientos, potenciar la innovación culinaria y mejorar los puntos críticos de la cadena de valor empresarial, no sin obviar su potencial como fomentador de las sinergias entre los sectores estratégicos de la economía regional y provincial. Buscando ser un complemento a las escuelas de hostelería de Salamanca, también es un espacio perfecto para la realización de cualquier tipo de evento, gracias a los últimos avances tecnológicos con los que cuentan sus instalaciones.

 

El Centro de Innovación Gastronómica está dividido en cuatro espacios diferenciados en los que el visitante podrá adentrarse en el mundo de la gastronomía. La Despensa, área de promoción; la Cocina, lugar de investigación gastronómica; el Salón: espacio de exhibición, presentación de productos y el Jardín de las Especias.

 

La Despensa es el primer espacio que conoce el visitante y es la zona de exposición y escaparate virtual de productos agroalimentarios. Busca garantizar a los expositores la mejor exhibición de sus productos, uniendo las vertientes didáctica y comercial. En la planta superior, se encuentra la Cocina, lugar concebido para la creación, experimentación e innovación gastronómica, adecuado tanto para profesionales como para empresas.

 

Las zonas de paso entre espacios son las zonas didácticas de conocimiento y de contacto sensorial, visual, olfativo y táctil por medio de un trayecto en el que el visitante conocerá de primera mano el concepto y la importancia de los sentidos en mundo de la Gastronomía, llegando a experimentar de forma real en los sets de aromas y de texturas. Finalmente, el Salón es el lugar para  la  visualización  y  degustación  de  la  investigación  aplicada. Está preparado para dar a conocer nuevos productos, acoger foros de debate o intercambios de conocimientos gastronómicos.