El Centro de Estudios de la Ciencia será el tercer proyecto para el 2018

Al margen de la recuperación de las riberas del Tormes y la transformación del Banco Nacional de ADN en Centro de Caracterización de Recursos Biológicos, la Comisión Interinstitucional del VIII Centenario de la Universidad de Salamanca dio el pasado martes luz verde a un tercer proyecto. Se trata del Centro de Estudios de la Ciencia y la Divulgación Científica y la Innovación, una iniciativa que ya anunció la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, el pasado mes de abril y que quiere impulsar con la cooperación de la Universidad de Salamanca.
E. S. C.

Según ha podido saber este periódico, la propuesta de incluir este Centro entre los proyectos que impulsará el 2018 partió del director del Instituto Universitario de Estudios de la Ciencia y la Tecnología (Ecyt) de la Usal, Miguel Ángel Quintanilla.

La idea del también ex secretario de Estado de Universidades contó con el respaldo de la ministra Garmendia, quien ya anunciara la puesta en marcha de este proyecto durante la inauguración del ForoBurgos celebrado el pasado 15 de abril. En aquella ocasión, la titular de Ciencia e Innovación incluyó al Centro entre las iniciativas que se beneficiarían este año de un fondo adicional de 15 millones de euros para investigación científica. Entre ellas también mencionó otros proyectos del INIA y el Ciemat, de Soria, y del Cesic.

Este esfuerzo presupuestario, según la ministra, “se canalizará a través de los centros y será importante para el desarrollo del I+D+i del territorio castellano y leonés”.

En ese momento, Garmendia no pudo concretar los proyectos porque, según comentó, están en conversaciones con la Junta para poder definirlos con más detalle.

La apuesta de la Comisión Interinstitucional del VIIICentenario al Centro de Estudios de la Ciencia y la Divulgación Científica y la Innovación se une a los dos proyectos aprobados por el máximo organismo encargado de la celebración del 2018, la recuperación de las riberas del Tormes y la transformación del Banco Nacional de ADN en Centro de Caracterización de Recursos Biológicos. Ambas iniciativas deberán pelear sus fondos en convocatorias competitivas: el Campus de Excelencia Internacional, que se resolverá en octubre, e Innocampus.