El centro de enfermos mentales se amplía tras invertir 300.000 euros

Plan E. La ampliación ha contado con un presupuesto de cerca de 80.000 euros del Gobierno central. Dinámica. Cerca de cincuenta usuarios acuden al centro de día y al taller ocupacional de Feafes.
MARÍA SÁNCHEZ

Tras más de dos años en funcionamiento, ayer se inauguraron las instalaciones y la nueva ampliación de los locales que la asociación Feafes tiene en el barrio del Zurguen. Un acto al que acudió el subdelegado del Gobierno en Salamanca, Jesús Málaga, y la gestora de servicios sociales de la Junta de Castilla y León, Milagros Marcos.

Después de descubrir la placa inaugural, Milagros Marcos, junto a los demás asistentes, como el presidente de la asociación, Eusebio Pérez, visitaron las reformadas instalaciones, que han contado con un presupuesto de 76.151 euros procedentes del Plan E del Gobierno central, según afirmó Málaga, ya que, “El Plan E también está destinado a resolver incidencias de bienestar social como ésta”.

Una ampliación, que ha creado “cuatro nuevos puestos de trabajo y que ha aumentado en 30 las plazas de los usuarios”, lo que significa un cupo de 75 personas en la actualidad, según explicó Málaga.

El apoyo social y logístico a estas personas con discapacidad mental es lo que resaltó Milagros Marcos, gestora de servicios sociales de Castilla y León, debido a que, “estos centros son importantes para poder atender las necesidades de aquellos que aún cuentan con cierta independencia y para el apoyo a sus familiares”. Desde la Junta de Castilla y León se ha concedido un presupuesto de “200.000 euros para la construcción inicial de las instalaciones y de 120.000 euros más para la nueva ampliación”.

El proyecto que, desde Feafes y la Junta ya está en marcha, es la “construcción de una residencia para todos aquellos enfermos mentales que no tengan ninguna independencia”, otra iniciativa que cuenta nuevamente con el apoyo del Gobierno regional, según aseguró Milagros Marcos. La gestora también señaló que otro de los motivos para participar en el proyecto, es que el centro “debía ser una estructura adecuada, tanto para recibir el tratamiento”, en el caso de los enfermos, como para que “los profesionales puedan trabajar correctamente”
Por su parte, Eusebio Pérez, presidente de la asociación, disfrutó de un día muy especial tras dieciocho años de trabajo en la asociación, ya que su principal objetivo es que los discapacitados mentales que acuden, tanto al centro de día como al taller ocupacional, alrededor de cincuenta personas, “tiendan a recuperar o incrementar las habilidades que puedan haber perdido, gracias a las actividades que se imparten” o incluso, “prepararlos para un puesto de trabajo que los integre de manera más perfecta en la sociedad”, según explicó Pérez.

Los usuarios, protagonistas del día, disfrutaron “de lo lindo” con la atención de todos los presentes.