El CD Guijuelo primero perdona, después sufre y finalmente puntúa

Piojo disfrutó en el primer tiempo de una ocasión clarísima que no pudo aprovechar

El CD Guijuelo empató sin goles en su visita al Tudelano en un encuentro en el que dispuso de hasta tres ocasiones clarísimas para marcar pero le faltó acierto. Dominó con claridad en el primer tiempo, sufrió en el segundo y se le fue la gran oportunidad en el 90. 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

0 CD TUDELANO: Pagola, Delgado, Paris, Lalaguna, Jonathan, Lázaro, Valero, Chema Mato, Arkaitz, Víctor Bravo (Iván Martín, min. 81) y Oskar Martín (Samanes, min. 65).

 

0 CD GUIJUELO: Kike Royo, Raúl, Aitor, Ramiro, Jonathan, Javi Rey, Piojo (Luque, min. 65), Palazuelos, Nacho Rodríguez, José Romero (Carlos Ramos, min. 81) y Néstor Gordillo (.

 

ÁRBITRO: Escriche Guzmán, Sergio, auxiliado en bandas por Ramírez Gomis, Carlos y Garcelán Docio, Nicolás. Mostró cartulina amarilla a los jugadores del CD Guijuelo Piojo, Romero, Raúl Ruiz, Ramiro

 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 8 de Liga disputado en el estadio Ciudad de Tudela.

Un punto es un punto y más a domicilio ante un rival que en casa no es ninguna perita en dulce. Un punto que hay que hacer bueno corrigiendo lo que le faltó al CD Guijuelo en Tudela: Puntería. El equipo se pudo llevar la victoria de haber tenido más acierto en el área, sobre todo en el primer tiempo, y un poco más de fortuna al final. También sufrió porque perdió continuidad en la segunda mitad y vio como el Tudelano le apretó.

 

El conjunto de Rubén de la Barrera dio la impresión desde muy pronto de que sabía a qué tenía que jugar frente al Tudelano. Aunque la clasificación situaba a ambos conjuntos como muy parejos, lo cierto es que el CD Guijuelo asumió el control del choque casi desde el principio. Quiso el balón y se hizo con él muy pronto, moviéndolo con criterio en el centro del campo sobre todo cuando conectaban jugadores como Palazuelos y Romero.

 

Los locales esperaban protegidos atrás, buscando alguna salida a la contra o alguna acción a balón parado con la que intentar sorprender al Guijuelo. Ni uno ni otro lograban con esos estilos pisar área con verdadero peligro hasta que con una jugada al cuarto de hora se desató la acción. El Tudelano reclamó penalti en una acción en la que Jonathan se tiró al suelo para despejar un balón y este contactó con su mano en el arrastre.

 

No apreció intencionalidad el colegiado ante las protestas de los locales que poco después se llevaron el primer gran susto en su área. Piojo tuvo en sus pies una clarísima oportunidad de romper la igualdad porque se plantó solo ante Pagola después de recibir un excelso pase de Néstor Gordillo. Sin embargo el jugador del Guijuelo tuvo demasiado tiempo para pensar y acabó disparando al muñeco.

 

Intentó responder el Tudelano en una acción que resolvió bien Kike Royo pero eran minutos claramente de dominio y llegadas del Guijuelo. Nacho Rodríguez, a centro de Aspas, cabeceó para sumar la segunda ocasión clara del equipo que aun tendría una tercera antes del minuto 35.

 

Esos últimos diez minutos del primer tiempo bajó el ritmo y el Tudelano aprovechó para estirarse y probar a Royo, que respondió bien a un disparo de Arkaitz.

 

Lo que parecía claro es que si el Tudelano le entregaba con absoluta tranquilidad el balón al CD Guijuelo antes o después podía llegar el remate certero así que en la reanudación no se vio a los navarros tan dispuestos a dejar jugar cómodos a sus rivales.

 

Mucho más encima en cada acción, presionando la salida del esférico desde la misma portería y con continuas faltas -aprovechando la permisividad arbitral-, los locales cercenaron la capacidad de creación del Guijuelo que si en la primera mitad dominó y tuvo ocasiones clarísimas para marcar, en el segundo tiempo apenas pudo progresar hacia la portería de Pagola.

 

Bien es cierto que tampoco el Tudelano jugó con fluidez aunque sí creo mayor sensación de peligro, sobre todo en acciones a balón parado. Al menos esta vez, lejos de lo que sucediera en partidos como el de Burgos, el equipo mantuvo la concentración atrás y entre Kike Royo y la defensa evitaron males mayores.

 

Con los cambios mejoró el CD Guijuelo que veía como el partido moría sin poder llevarse más de un punto y, sin embargo, casi al límite tuvo la oportunidad con mayúsculas. Nacho Rodríguez puso el balón al área, Luque entró y lo tocó lo justo para superar al portero. El balón marchaba directo al fondo de la portería cuando Lalaguna, sobre la misma línea, la sacó y evitó el 0-1.

 

 

 

 

Noticias relacionadas