El CD Guijuelo gana en oficio y se carga fantasmas

Raúl Ruiz, que se tuvo que retirar lesionado, sale con el balón jugado

Triunfo en Cáceres (0-1) en un encuentro en el que los de Rubén de la Barrera marcaron por mediación de Ayub en el minuto dos y después se centraron en proteger su renta con seriedad y con Royo. 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

CP CACEREÑO: Vargas (Montiel, min. 19), Palero, Toni, Ismael Athuman, Gonzalo, Aaron, Josete (Gallego, min. 67), Cuerva (Amaro, min. 57), Collado, Leo Ramírez y Zubi.

 

CD GUIJUELO: Kike Royo, Raúl Ruiz (Fenoll, min. 68), Aitor Aspas, Ramiro, Jonathan, Antonio (Javi Rey, min. 29), Piojo, Palazuelos, Pino, Ajub y Jonxa (Carlos Ramos, min. 60).

 

GOL: 0-1, min. 2, Ayub

 

ÁRBITRO: José Pardeiro Puente (colegio de Pontevedra). Mostró cartulina amarilla a los locales Cuerva, Aaron, Ismael y a Jonathan, Antonio Moreno, Palazuelos y Raúl Ruiz del CD Guijuelo.

 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 26 de Liga que se disputa en el estadio Príncipe Felipe de Cáceres. 

El partido en Cáceres se presentaba como una oportunidad de oro para que el Club Deportivo Guijuelo acabara con cualquier fantasma que le acechara desde la zona baja de la clasificación. En juego los tres puntos y además dejar más lejos a un Cacereño que desde el 15 de noviembre no ganaba en su estadio. Si se podía hablar de un Guijuelo con dudas, el Cacereño tiene aun más y eso es algo que los de Rubén de la Barrera no podían desaprovechar.

 

Ni el mejor guionista hubiera podido escribir un comienzo más favorable para el equipo salmantino en su visita al maltrecho césped del Príncipe Felipe. Pensar en un partido con juego fluido ante el penoso estado de la hierba era una utopía y por eso se preveía un encuentro con fútbol directo y en el que los errores podían primar sobre los aciertos. Y así fue.

 

El CD Guijuelo saltó al campo dispuesto a buscar la portería contraria lo más rápido posible y tras un disparo lejano inicial de Pino el que probó fortuna fue Ayub. Su tiro en principio no parecía tener demasiado peligro para Vargas que lo quiso atajar en primera instancia pero no blocó bien y el esférico acabó en el fondo de las mallas.

 

Un gol en apenas tres minutos que favorecía que el Guijuelo pudiera jugar con el viento a favor, aunque lo cierto es que en principio le costó gestionar esa renta. El Cacereño intentó reaccionar presionando la salida del balón de su rival y colgando balones al área. Fueron minutos de agobio en los que emergió grandiosa la figura de Kike Royo que por dos veces evitó el gol en sendos disparos después de esféricos colgados al  segundo palo. El portero salvó el empate y, poco a poco, el Guijuelo serenó el juego.

 

Kike Royo 

 

De hecho pasado el minuto 20 dejaron de suceder cosas en el terreno de juego al margen de lesiones. El primero en retirarse fue Vargas, que se quedó tocado tras el gol, y después se tuvo que retirar del campo Antonio Moreno, que tuvo la mala fortuna de en su reaparición recibió un golpe en la nariz que le obligó a dejar el terreno de juego después de ser asistido en la banda durante varios minutos.

 

El Guijuelo había sofocado del todo el ‘calentón’ del Cacereño y controlaba bien el partido, aunque sin demasiada profundidad porque el terreno hacía imposible la conducción y apenas permitía jugar balones en largo de los que no se sacaba casi nada en limpio.

 

Como se esperaba, por eso de ser local y por ir en desventaja, los locales reanudaron el encuentro queriendo llevar la iniciativa mientras el CD Guijuelo optaba por resguardarse atrás, centrarse en defender su ventaja y apostando por buscar alguna salida en velocidad. El balón era para los locales y apenas aparecía el equipo de Rubén de la Barrera cerca del área del Cacereño con todos los riesgos que eso conlleva. 

 

De hecho cada vez que salía el Guijuelo se intuía peligro lo que invitaba e intentarlo algo más. El principal problema para los visitantes llegaba en balones aéreos, envíos al área o saques de falta. Mediado el segundo tiempo De la Barrera agotó los cambios tras la lesión de Raúl Ruiz, que después desde el banquillo forzó la amarilla porque posiblemente no llegue a la próxima semana y así cumple ciclo.

 

El Cacereño buscó el empate a base de disparos lejanos que no pusieron en apuros a Kike Royo que sí tuvo que aparecer en una ocasión antes del final para evitar el empate después de un remate de Collado

 

El que sí pudo sentenciar fue el Guijuelo tras un tremendo jugadón de Pino, ya en el minuto 90. Se fue de varios jugadores y dejó el balón para que Piojo pudiera marcar a placer pero no acertó en su remate y Leo sacó el balón sobre la línea de gol. El 0-2 hubiera evitado cualquier tipo de agobio en el descuento pero no hizo falta por el CD Guijuelo supo mantener la seriedad para atar tres puntos que se cargan, casi de forma definitiva, los fantasmas del agobio. 

 

Noticias relacionadas