El CD Guijuelo cede por cuestión de acierto

El Guijuelo encajó tres goles ante los que poco pudo hacer (Foto: Teresa Sánchez)

Derrota para el CD Guijuelo ante el filial del Osasuna (3-1) en un encuentro en el que comenzó dominando pero cedió ante la facilidad para resolver de un rival que se lució en los goles. 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

OSASUNA B: Gonzi, Aritz Eguaras, Irigoyen, Steven, Galarza, Perea, Barja (Mikel, min. 84), Otegui (Arana, min. 76), Nuha, Díaz y Jaime (Alex Sánchez, min.  78). 

 

CD GUIJUELO: Kike Royo, Raúl Ruiz, Aitor Aspas, Álvaro, Jonathan Martín, Ayala (Piojo, min. 34), Julián Luque (Néstor Gordillo, min. 72), Carles Marc (Manu Dimas, min. 68), Jorge Juliá, Jonxa y Antonio Pino. 

 

GOLES: 0-1, min. 7, Jonathan, de penalti. 1-1, min. 18, Noha. 2-1, min. 34, Barja. 3-1, min. 77, Barja.

 

ÁRBITRO: Valencia Caballero. Tarjeta amarilla para los locales Jaime y para el visitante Marc

 

INCIDENCIAS: Partido disputado en El Tajonar de Pamplona. 

No pudo ser. En el encuentro a domicilio en el que por momentos mejores sensaciones dejó el Club Deportivo Guijuelo la suerte no sonrió. Pudo el conjunto salmantino haber puesto el partido muy de cara porque no sólo se vio con ventaja en el marcador sino que además gozó de varias oportunidades para aumentar esa ventaja.

 

Seguramente la historia habría sido bien distinta con un 0-2 a favor porque los de Mateo García parecían muy cómodos sobre el campo, pero el que tuvo acierto fue el Osasuna B para empatar y a partir de ese gol comenzó a crecerse. La igualdad se mantuvo en el juego pero no en el marcador con dos tantos más de los locales ante los que poco se pudo hacer porque fueron de esos goles que se califican como imparables.

 

Cualquiera que viera el primer cuarto de hora del encuentro no creería el resultado final. Sobre El Tajonar se hizo con el mando absoluto el Guijuelo que llegaba con facilidad jugando sobre todo por fuera. Una superioridad que se vio rápidamente reflejada en el marcador con el tanto marcado de penalti por Jonathan tras la falta sufrida por Raúl Ruiz. 

 

El lateral entraba con una facilidad pasmosa por su banda y en las acciones siguientes el CD Guijuelo rondó el segundo tanto, sobre todo en la cabeza de Pino y en los pies de Julián ante el que respondió Gonzi con un paradón. 

 

Pero de lo que pudo ser el 0-2 se pasó al 1-1 cuando Nuha, de cabeza, no desaprovechó un excelente centro de Aritz Eguaras. Si el Guijuelo entraba  bien por banda, igual le respondía el Osasuna B con unos laterales muy activos. Un buen gol que devolvía la igualdad al choque aunque con él, el filial comenzó a crecerse y a tener más dominio del balón. Movía el esférico con calma, de un lado a otro, buscando opciones y así encontró una en una acción inmejorable con la que firmaron el 2-1. 

 

Una jugada amasada desde la medular hasta conseguir encontrar el desmarque de nuevo de Aritz que centró y Barja, entrando por el segundo palo no perdonó

 

Tras el gol rojillo, Mateo García se vio obligado a mover su banquillo para dar entrada a Piojo por un Ayala que fue titular después de los problemas físicos que había atravesado la semana anterior pero que nunca estuvo cómodo sobre el campo. Una modificación que aparentemente le daba más mordiente al Guijuelo, que tocó balón pero no tuvo ocasiones hasta el descanso. 

 

Daba la impresión de que cualquiera de los dos equipos podía aumentar su renta en la segunda mitad porque el dominio era alterno y ambos habían demostrado saber cómo llegar al área, aunque en esos 45 minutos el juego ya no resultó tan fluido. Sí llegó primero el Guijuelo, merced a un centro desde el lateral al que no llegó Pino por poco. 

 

Carles Marc, sustituido en el segundo tiempo

 

El equipo rojillo buscaba más ahora las contras con Aritz y Endika entrando por banda y Barja sumándose al área desde segunda línea. El Guijuelo agotó los cambios y con la entrada de Manu Dimas y Gordillo adelantó líneas y ganó presencia en ataque. Se sucedieron varias llegadas al área local. Restaba un cuarto de hora y daba la impresión de que el empate podía ser cuestión de minutos pero la efectividad local volvió a salir a la palestra

 

Apenas habían cruzado un par de veces la línea medular en el segundo tiempo con varios efectivos pero a doce minutos del balón, el Osasuna B sacó una buena contra que provocó un saque de esquina. Tras el centro y el rechace de la defensa, Barja 'cazó' el balón desde una distancia aproximada de quince metros y clavó su lanzamiento al fondo de la portería. Inapelable. 

 

Poco restaba por hacer aunque incluso en el 90 el Guijuelo tuvo su última oportunidad pero esta vez faltó suerte, que sí tuvo el Osasuna B que se llevó los tres puntos por una cuestión de acierto. 

Noticias relacionadas