El CD Guijuelo buscará ante la Arandina conquistar ‘territorio enemigo’

El conjunto de Idiakez es el único del Grupo II que no ha puntuado fuera de casa en tres salidas

Tres partidos, tres derrotas, siete goles en contra y solo dos a favor, es el balance del CD Guijuelo en sus tres enfrentamientos fuera de casa en lo que va de temporada. Tal es así que se ha convertido en el único equipo del Grupo II de Segunda B que no ha conseguido conquistar ningún punto fuera de su estadio.

Pero existe un síntoma para la esperanza porque el juego de los de Idiakez no ha sido justo con ellos y han recibido demasiado castigo para los méritos realizados debido a los errores defensivos que parecieron desaparecer en el último encuentro frente al Alavés.

No obstante, el Guijuelo debe mejorar los registros fuera de su estadio si no quiere pasar problemas en esta temporada o si sueña con aspirar a algo más. Por el momento, tiene la cruz encima de ser el único equipo que no ha conquistado territorio enemigo ya que hasta el colista de la clasificación, el Burgos, ha conseguido puntuar a domicilio tras conseguir una victoria.

Los enfrentamientos del equipo salmantino fuera de casa han sido los siguientes: en la primera jornada perdió por 1-0 con el Mirandés; en la tercera cayó derrotado por 3-2 contra el filiad de Osasuna; y en el quinto partido, quizá el peor, perdió por 3-0 frente al Real Unión.

Otros conjuntos poco prolíficos
Por su parte, también existen otros equipos que no han sabido conquistar otros territorios pero que se sitúan por encima del Guijuelo en la clasificación, como son la Ponferradina (quinta en la tabla con 10 puntos y solo uno fuera de casa); el Alavés (noveno con 8 puntos y solo uno fuera de casa); o el Lemona, Real Unión y Segoviana.

Por ello, el principal objetivo del conjunto chacinero debe centrarse en asediar los campos rivales y hacer del suyo un fortín cuando esté listo, porque pese a jugar de local, el ‘Guiju’ se ha visto obligado a jugar en las pista del Helmántico y el San Casto por el cambio de césped de su estadio, al que quiere regresar cuanto antes.