El CD Guijuelo aprende a perder fiel a su estilo

El equipo de Estévez dio una buena imagen ante el Cacareño y solo le faltó el gol para rubricar su trabajo aunque se notó pérdida de intensidad e imprecisiones en ciertos momentos, consecuencia de un partido de preparación como éste.

 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

CD GUIJUELO: Rubi; Razvan, Gonzalo, Juli Ferrer, Diego; Esteban, Valero, Garban, Ramiro; Chuchi y Nierga. También jugaron Antonio Moreno, Ángel, Yeray, Javi Moreno, Néstor, Carreño, Razvan, Jonathan y Carlos Rubén.

 

CP CACEREÑO: Miguel López; Pinhero, Toni, Gonzalo, Mejías, Piojo, Rivera, Raúl Medina, Soto, Kofi y Aarón. También jugaron Plata, Vargas, Salva, Elías, Raúl y Sergio.

 

ÁRBITRO: Sánchez Polo (colegio castellano y leonés). Amonestó a Chuchi (m. 28) por parte del CD Guijuelo y a Soto (m. 61), Salva (m. 70 y 88) y Mejías (m. 80) por parte del Cacereño.

 

GOLES: 0 - 1 minuto 65, Plata.

 

EN DETALLE: Segundo partido de pretemporada disputado en El Municipal de Guijuelo ante cerca de 200 espectadores.

Primera derrota del CD Guijuelo esta temporada en los dos test serios que ha disputado; sin duda, una derrota de aprendizaje en la puesta a punto del equipo salmantino en esta pretemporada con la fidelidad a un estilo por bandera, algo que ejecutaron a la perfección la pasada temporada y que siguen y buscan perfeccionar ésta.

 

Fernando Estévez dispuso un once más equilibrado con jugadores titulares y otros que quizá no lo serán para el segundo test serio de la pretemporada frente al Cacereño. Del partido frente al Arroyo solo repitieron en la formación inicial Garban, Esteban y Ramiro.

 

El Guijuelo empezó dominando y combinando con el objetivo del gol y en el minuto 2 tuvo una doble ocasión en las botas de Nierga, el ‘9’ del equipo, que ya dejó muy buenas sensaciones en el estreno frente al Arroyo. Los salmantinos dominaban, jugaban y creaban peligro ante un Cacereño que mostró más nivel que el Arroyo pero que se veía superado por el fútbol combinativo del Guijuelo.

 

Razvan en el 8 tuvo otra buena oportunidad tras plantarse solo ante Miguel López, pero éste reaccionó de nuevo salvando los muebles del equipo visitante. Y es que el juego de ataque del Guijuelo ofrecía muchas vertientes con Chuchi como elaborador, Valero con más libertad cayendo al costado izquierdo, y Ramiro con velocidad para enganchar con Nierga o Garban en la derecha. No en vano, las posiciones permutaban parta crear espacios en la defensa rival.

 

Pasaban los minutos y el partido entró en un bache de ocasiones con ambos equipos serios y con un Guijuelo que no pasaba apuros por su actividad en el robo de la pelota una vez perdía el esférico, proponiendo además en ataque pero atascado ante la perfecta colocación de las piezas del Cacereño sobre el césped.

 

La primera parte se cerró sin novedades y con 0 – 0 en el marcador, con un Guijuelo mejor a los puntos.

 

MENOS INTENSIDAD, MÁS IMPRECISIONES

 

En la reanudación, Estévez realizó varios cambios dando entrada a Antonio Moreno, Ángel, Yeray, Javi Moreno, Néstor y Carreño, con el objetivo de seguir aplicando conocimiento y ver jugadores en un partido como éste, de más nivel que el del Arroyo.

 

Once inicial del CD Guijuelo (Foto: Chema Díez)

 

El Guijuelo tuvo dos ocasiones en los primeros diez minutos, con un lanzamiento centrado de falta sin problemas para el portero extremeño y otra más clara para Néstor tras un desmarque de ruptura aprovechando un gran pase de Javi Moreno que no supo aprovechar el canario cuando se cantaba gol en las gradas, pero con una menor intensidad, propia de un partido de preparación.

 

El equipo salmantino se seguía mostrando en ataque con pinceladas de lo que puede llegar a ser con el paso de los partidos. No obstante, y como el fútbol depende de muchos condicionantes, fue el Cacereño el que se adelantó en el marcador con un gran gol de Plata desde la frontal a balón parado ante el que nada pudo hacer Rubi pese a su estirada. Era el 0 - 1, quizá injusto, en el 66.

 

El guión de partido no cambió en absoluto y era el Guijuelo el que movía y movía la pelota para encontrar espacios; y en una de ésas, Chuchi encontró a Yeray dentro del área, pero éste mandó la pelota arriba tras encontrarse solo en el remate.

 

El CD Guijuelo acusó un poco la falta de ritmo, bajó la intensidad y cometió más imprecisiones de las 'normales', por otra parte normales, en un partido de preparación, especialmente en el tramo final del partido.

 

El equipo de Estévez perdió un partido que quizá debió empatar o incluso ganar porque ocasiones tuvo para hacerlo pero no acertó a meter la pelotita. El Guijuelo ya aprende a perder fiel a un estilo, su estilo, al que nunca renuncia. Y éste se basa en intentarlo hasta el final con el balón como protagonista.

Chuchi, jugador del CD Guijuelo, controla una pelota ante un rival (Foto: Chema Díez)
Ver album