El casco histórico acogerá una promoción de viviendas protegidas

Futuro proyecto. El Ayuntamiento estudia construir la primera fase de inmuebles protegidos en el solar que quedará entre Mateo Hernández y la calle Mansilla a través del Patronato Municipal
S&P
Los edificios deshabitados o en estado ruinoso en la zona antigua de la ciudad han llevado al Consistorio a tomar la decisión de dar uso a los solares una vez sean derribados, construyendo en su lugar pisos de protección oficial. Con esta medida se contribuiría, por una parte a evitar el riesgo de derrumbe y por otra, a revitalizar el casco histórico, una de las manifiestas prioridades del actual equipo de Gobierno.

En este momento, el Ayuntamiento estudia la forma de construir estos inmuebles y baraja la posibilidad de hacerlo a través del Patronato Municipal de la Vivienda.

Así, en los próximos días se procederá al derribo de un edificio en la calle Mateo Hernández número 11, una actuación que tendrá un coste de 26.000 euros. En esa misma vía, el Ayuntamiento cuenta con los números 7 y 9 que son ya de propiedad municipal. Y en la calle Mansilla número 22 existe otro edificio que se encuentra en estado de ruina, para el que se estudia una permuta con el dueño, con el fin de que ese edificio pase a ser también propiedad del Consistorio. De este modo, y una vez que estos edificios sean derribados, este espacio albergará un solar con espacio suficiente para construir en el futuro las viviendas sociales.

Recientemente, el Ayuntamiento aprobó una partida de 100.000 euros destinados a derribar edificios en estado de ruina, una medida suscitada tras la detección de no pocas viviendas ruinosas en la ciudad.

Aunque los propietarios son los que deben hacerse cargo de los gastos de derribo y retirada de escombros, el Consistorio debe contar con presupuesto para intervenir en las propiedades privadas que presenten riesgo para el ciudadano. Una vez realizada la actuación, los gastos deben ser abonados por el dueño de la propiedad al que se le imputan los costes que previamente haya abonado el Consistorio.