El carril bici de Salamanca recibe un lavado de cara

Los trabajos se realizarán en todo el itinerario ciclista, pero se realizará un especial esfuerzo en los tramos más deteriorados.

Han comenzado las actuaciones de mejora en la señalización horizontal de 25.000 metros cuadrados de carril bici que discurren por Salamanca. Estos trabajos se desarrollarán hasta marzo del próximo año por 18 desempleados contratados por el Consistorio, en colaboración con la Junta de Castilla y León.

 

Los trabajos se centrarán en el refuerzo de la señalización horizontal de los tramos en los que la pintura se ha ido perdiendo por su uso y el paso del tiempo. Aunque se actuará en todo el itinerario ciclista, se realizará un especial esfuerzo en los tramos entre el Parque Fluvial y la calle Río Ubierna; entre las Pistas del Puente Romano y la avenida Ignacio Ellacuría; entre la avenida de Comuneros y la avenida de La Aldehuela; entre el Puente Romano y el Puente Príncipe de Asturias; y entre el Campus Miguel de Unamuno y la carretera de Ledesma.

 

Se emplearán más de 5.000 kilos de pintura en estos trabajos, que mejorarán la red ciclista con casi 23 kilómetros en la ciudad tras finalizar este verano los dos tramos que unen el barrio de Garrido con el polígono industrial Los Villares a través de las avenidas de San Agustín y Gonzalo Torrente Ballester.