El cardenal Gianfranco Ravasi cierra el Atrio de los Gentiles en la Pontificia

El Atrio de los Gentiles, lugar de encuentro y de diálogo promovido por el Pontificio Consejo de la Cultura, ha concluido hoy en la Universidad Pontificia de Salamanca. El acto de clausura contó con la presencia del cardenal Gianfranco Ravasi.

 
La rectora, Myriam Cortés Diéguez, ha abierto el acto de clausura del Atrio de los Gentiles, presidido por el vice gran canciller, Carlos López Hernández, y ha dado paso al vicerrector de Relaciones Institucionales y Comunidad Universitaria, Jacinto Núñez Regodón. El vicerrector ha agradecido el gesto de cordialidad por la visita del cardenal Gianfranco Ravasi en la Universidad, y se ha referido al Atrio de los Gentiles como "un proyecto audaz, animoso, valiente, seguramente arriesgado. Un proyecto de la iglesia que se esfuerza por comprender al hombre de hoy y escucharlo respetuosamente"
 
Regodón ha deseado que el Atrio de los Gentiles celebrado en la Universidad sea un encuentro donde se escuche la voz del hombre de hoy, "o al menos un eco de esas voces y que esas voces formen una gran sinfonía para un nuevo mundo".
 
El presidente del Pontificio Consejo de la Cultura, Gianfranco Ravasi, ha presentado, en su conferencia titulada 'Economía, ética y religión', su visión sobre la economía en su acepción más básica, excluyendo la cuestión financiera.  Se ha referido a la creación de un "mapa ideal socioantropológico" basado en tres principios, el principio de autonomía entre economía y religión, el respeto a las normas y la justicia y solidaridad.
 
 
 
 
En su intervención el cardenal ha explicado que en el espíritu cristiano no existe la unión entre poder y altar. "Igualmente que el Derecho canónico no puede ser el código del derecho civil, porque se trata de realidades que tienen que distinguirse siempre". Un segundo principio al que se ha referido el cardenal se centra en que el hombre debe respetar las normas de la polis "pero no debe olvidar que está dotado de una dimensión ulterior de dignidad, interioridad, de amor, del dolor...". Un tercer principio al que se ha referido es el de la solidaridad y amor.
 
Para el cardenal "la solidaridad es una realidad básica. La fe asume la solidaridad pero va más allá", indicó Ravasi. Monseñor apuntó también la existencia de dos virtudes morales, la justicia y el amor y aludió a las palabra de San Ambrosio, en el siglo IV, quien cuestionó el hecho de por qué los ricos solo usan la propiedad común que fue dada para todos. "Cuando el rico ayuda al pobre debe restituirlo, no concederle un don" indicó Ravasi. Para finalizar el cardenal se refirió a los puntos de encuentro y de contacto que en el fondo tienen las culturas religiosas "la lejanía genera temores y angustias. El hombre debe acercarse al otro para evitar el rechazo, y es aquí donde florece el amor" concluyó.
 
MESA REDONDA 'ÉTICA, NEGOCIOS Y BIEN COMÚN'
 
Tras la conferencia se dió paso a la mesa redonda sobre 'Ética, negocios y bien común'. En la mesa de debate participó Elena Postigo Solana, profesora de 'Ética fundamental y bioética' de la Facultad de Filosofía de la UPSA, quien se refirió a la idea del bien común, la dignidad de la persona, la justicia y la solidaridad y disertó sobre la ética y la moral en un contexto que se preocupa principalmente de lo económico. José Luis Fernández Fernández, catedrático de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales (ICADE) y director de la cátedra de 'Ética económica y empresarial', explicó la necesidad de que las empresas sean excelentes. "Una buena empresa debe conseguir que sus trabajadores tengan orgullo de pertenencia y una buena reputación vista desde fuera" indicó. Que la empresa genere dinero es la consecuencia, no es su misión, argumentó Fernández. "Solo hay una manera de hacer una empresa, enraizándola fírmemente en la ética, sin hacer daño, haciendo el bien, y repetando la dignidad de la persona.
 
Juan José Almagro, presidente de Bionaturis y DIRSE y del Consejo de la cátedra de 'Responsabilidad Social' de la Universidad de Alcalá de Henares, aludiendo a las palabras de Cicerón, indicó que conceptos como: la honestidad, solidaridad, la participación en la vida activa, son los fundamentos de la responsabilidad social. Almagro ha argumentado la necesidad de buscar alianzas público-privadas para buscar un mundo mejor, "porque quien tiene el poder tiene la responsabilidad". Para Almagro "ha llegado la hora del cambio. Es la era de la nueva responsabilidad social, ya no basta con el compromiso, las empresas deben desarrollarse en un escenario más humano, más habitable, donde cuente el compromiso solidario". Almagro ha reivindicado el papel de las universidades en esta nueva era  "tienen que ser la conciencia ética, social y crítica" .
 
Para finalizar los ponentes han pedido a los dirigentes políticos y empresariales que sean capaces de ser coherentes y dar ejemplo, "porque desde el ejemplo con base ética, la gente empieza a comportarse con principios y con valores".
 
CLAUSURA ATRIO DE LOS GENTILES
 
P. Francesco Ballarini, presidente del Foro Ecuménico y Social, ha hablado del origen del foro como punto de encuentro para personas que trabajan en lo social. El Atrio de los Gentiles tiene como horizonte el encuentro y el diálogo, pero sobre todo la fraternidad universal. "Las utopías de hoy serán la realidad de mañana. El Atrio de los gentiles dará fruto en una cultura del diálogo que se va oscureciendo" anadió.
 
La rectora de la Universidad Pontificia de Salamanca, Myriam Cortés Diéguez, ha clausurado el Atrio de los Gentiles celebrado en la universidad. Myriam Cortés considera a la universidad como una realidad viva y plural donde los saberes se cruzan y dan respuestas coherentes.  Para la rectora el Atrio de los Gentiles es un lugar privilegiado para la reflexión personal y el encuentro. "Favorece el diálogo y evita la confrontación. Y la universidad está obligada a afrontar con rigor temas como la economía, la ética y el bien común"  anadió.
 
 
 
 
 
 
MARIA KODAMA
 
Previo a la realización del Atrio de los Gentiles, la Universidad acogió la conferencia de María Kodama, presidenta de la Fundación Internacional Jorge Luis Borges, quien disertó sobre la extensa obra de Borges como "el hacedor de laberintos". En el universo literario de Borges, el laberinto, por su constante utilización, resulta verdaderamente inquietante. Éste aparece en la escritura borgeana en diversos niveles, ya sea como tema, alegoría, símbolo, metáfora, motivo o palabra cifra e incluso como elemento estructurante de la narración