El 'canguro' Hansen gana en solitario la víspera de la 'batalla' de Ancares

Este sábado el jersey rojo intentará defender el liderato del acoso del británico Froome y, más lejos, de Valverde.

El corredor australiano Adam Hansen, del Lotto-Belisol, se ha adjudicado en solitario la decimonovena etapa de la Vuelta ciclista a España, disputada sobre 180,5 kilómetros entre Salvaterra do Miño y Cangas do Morrazo, la víspera de la 'batalla' de Ancares en la que Alberto Contador (Tinkoff-Saxo) tratará de defender el jersey rojo ante el acoso del británico Chris Froome (Sky).


Chris Froome y también, aunque con menos opciones, Alejandro Valverde (Movistar) apurarán sus opciones de arrebatar el liderato a Contador antes de la crono final de Santiago de Compostela, en un puerto de 'categoría especial', con 12,7 kilómetros con un desnivel medio del 8,7% y 'picos' del 18 %.

Será un desenlace épico para una Vuelta en la que Contador, el imprevisible Froome, que funciona como un acordeón y pasa de quedarse rezagado a atacar a sus rivales, y Valverde han trasladado a las montañas de la ronda española la pugna que, caídas y desgracias al margen, estaba prevista en las cumbres del pasado Tour de Francia.

La jornada previa tuvo un guión imprevisto, pues el 'canguro' Adam Hansen sumó su segundo triunfo en una 'grande' -el otro, en el Giro de Italia de 2013- con un ataque sorpresa a 5 kilómetros para la meta al que no pudieron responder los equipos con velocistas, especialmente el Giant-Shimano de John Degenkolb.

El alemán vio cómo se frustraba su opción de lograr su quinta victoria en esta edición, después de superar con éxito el último puerto de la jornada, el Monte Faro, con rampas del 10%, y que su equipo neutralizara al trío de escapados del día, el francés Laurent Mangel (FDJ.fr) y los holandeses Pim Ligthart (Lotto) y Wouter Poels (Omega Pharma-Quick Step).

Dicho trío, que arrancaron en el kilómetro 22, lograron una diferencia máxima de 3:15 y fueron neutralizados a 22 kilómetros de la meta por el trabajo del Giant, que también dio caza en el descenso del último puerto a Alexey Lutsenko (Astana) y al excampeón olímpico Samuel Sánchez (BMC), experto en las bajadas.

En cambio, no pudo hacerlo con Hansen, que dio la primera victoria para el Lotto en la Vuelta de 2014, inalcanzable para un furioso Degengolb y el italiano Filippo Pozzato (Lampre-Mérida), ambos a 5 segundos, como los favoritos Contador, Froome y Valverde, protagonistas de la 'batalla' en Ancares y separados por poco más de minuto y medio.

Este sábado se disputa la vigésima y penúltima etapa, de 185,7 kilómetros entre Santo Estevo de Ribas de Sil y Puerto de Ancares, con un puerto de 3ª categoría, uno de 2ª categoría, uno de 1ª categoría y el final en alto, el de Ancares, de categoría especial.