El campo, un lugar idóneo para apostar por la innovación y las nuevas tecnologías

(Chema Díez)

Investigadores y profesionales se sientan en la misma mesa para tratar de buscar proyectos que beneficien al sector.

La Diputación de Salamanca y la Universidad de Salamanca (USAL) han puesto en marcha una serie de encuentros entre investigadores y profesionales del sector primario para que puedan llevar a cabo iniciativas conjuntas que “empujen” a una mejora de las explotaciones agrícolas y ganaderas de la provincia.

 

La Sala de Comisiones del Palacio de la Salina ha servido de punto de encuentro de una primera reunión, en la que han estado unas 25 personas procedentes de centros de investigación de la USAL, representantes de la Administración Provincial, integrantes de asociaciones agrícolas y ganaderas y responsables de organizaciones profesionales agrarias.

 

La idea, según ha explicado el presidente de la Diputación, Javier Iglesias, es poner en marcha “un foco de encuentro estable” que sirva para que actividades y proyectos desempeñados en la I+D de la Universidad propicien unas explotaciones “más eficientes”.

 

En esta línea, el vicerrector de Investigación y Transferencia de la USAL, Juan Manuel Corchado, ha explicado que la idea de la institución académica es poner al servicio de los profesionales distintos proyectos que pueden ayudar a mejorar la productividad de sus cosechas o de sus cabañas ganaderas.

 

Juan Manuel Corchado ha puesto como ejemplo actividades que se desempeñan en sus laboratorios y empresas asociadas del Parque Científico que pueden ayudar en campos como la genética, los análisis, los procesos de automatización de las tareas del campo, la producción y disposición de semillas o aspectos relacionados con la farmacia o la investigación de enfermedades en animales.

 

Javier Iglesias y Juan Manuel Corchado han avanzado que este encuentro ha servido de primera toma de contacto y que está prevista una nueva cita a finales de mes con la presentación ya de proyectos concretos que pueden ayudar desde la Universidad al sector agrícola y ganadero, un sector “potente y con mucho futuro”.