El campo tiene poca importancia en la ‘vida’

Los ganaderos demandan que el campo tenga más importancia en las cotizaciones (Foto: Chema Díez)

Los ganaderos se quejan de que las operaciones que se realizan en el campo (la gran mayoría) no se tienen en cuenta a la hora de fijar los precios de la mesa de vacuno de vida.

Los últimos meses están siendo muy movidos para la mesa de vacuno de vida de la Lonja Provincial de Salamanca y no solo por la volatilidad de los precios; los enfrentamientos y los intereses personales están a la orden del día cada lunes.

 

La última polémica ha surgido a raíz de la escasa importancia, a juicio de los ganaderos, que se le otorgan a las operaciones que se dan en el campo (la gran mayoría) en un sector como es el vacuno de vida. “Parece que solo importa lo que ocurre en el mercado cada lunes y eso no debe ser así. Cada semana es distinto y depende de si vienen más o menos compradores o de otras cuestiones puntuales que todos conocemos, tanto para bien como para mal”, señala Ricardo Escribano, ganadero y vocal de la mesa.

 

Así, para Escribano, la situación en el campo es “muy buena y los terneros se venden muy por encima del precio que marca una Lonja desfasada y por mucho ya que casi nunca se refleja lo que ocurre en el campo que es donde se realizan la mayoría de las operaciones y parece que algunos no lo quieren ver”.

 

Esta teoría es apoyada por una gran mayoría de los ganaderos de la provincia, que ven además cómo los terneros de primera categoría con un peso de 200 kilos cotizan a 70 euros menos por animal en la Lonja Provincial, mientras que las hembras hacen lo propio con una cantidad similar aunque su mercado esté un poco más flojo que el de los machos. “Ésta es la realidad, y el que no lo quiera ver que no le vea pero así se hacen los tratos en el campo”, señaló Escribano.

 

Por último, otra polémica ‘de moda’ en el vacuno de vida se centra en la decisión del presidente de la mesa de suprimir la categoría ‘extra’ en las cotizaciones al considerar el presidente de la mesa que como en otras Lonjas como Extremadura o Talavera no existe, en Salamanca deben ser todos los animales ‘primeras’.

 

“Se trata de un error más porque cada vez más los ganaderos buscamos aumentar la carga genética en beneficio de los animales para que cada vez se mejoren las razas y por eso existe una categoría ‘extra’. Su eliminación no sé muy bien a qué se debe pero desde luego un ‘primera’ de Talavera o Extremadura no puede compararse con un ‘primera’ de Salamanca por que no son iguales”, señala Escribano.

 

Así, la supresión de esta clasificación puede generar problemas en las cotizaciones “pero no va a restar calidad a los animales porque el ganadero siempre busca lo mejor”, concluyó Escribano.