El campo protesta por la disminución de las ayudas del Ejecutivo regional

El acto de movilización, convocado por Asaja y apoyado por UPA y COAG, tuvo lugar frente a la sede de las Cortes regionales en pleno debate presupuestario
chema díez / ical
Cerca de un millar de agricultores y ganaderos de Castilla y León lanzaron ayer al aire los 82 millones de euros que la Consejería de Agricultura les ha recortado del presupuesto destinado para el próximo año 2011, como acto simbólico de una protesta que convocó el sindicato agrario Asaja y que posteriormente apoyó La Alianza por la unidad del campo, formada por UPA y COAG.

La concentración comenzó a las 11.30 horas en frente de la sede de las Cortes regionales, coincidiendo con el debate de los presupuestos de Castilla y León, con el objeto de hacerse oír e intentar que la Junta modifique al alza algunas de las partidas que ha recortado para 2011, concluyendo la movilización en torno a las 13.00 horas.

Los concentrados, que contaron con el apoyo de unos 150 delegados de UPA y COAG, lanzaron esos 82 millones en billetes impresos de 100 euros con la cara del presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, para “expresar físicamente” lo que el Gobierno regional “ha quitado a los hombres del campo”. Los manifestantes pitaron, lanzaron consignas contra el Ejecutivo autonómico y quemaron algún palé para calentarse, ante las intensas ráfagas de viento, que esparcieron los billetes, como si se tratará de una nevada verde por las calles de Valladolid.

El presidente de Asaja en Castilla y León, Donaciano Dujo, trasladó a Juan Vicente Herrera y a su Gobierno, que se encontraba en las Cortes durante el debate a la totalidad del presupuesto, que esos 82 millones “es lo que le falta al campo” en sus cuentas. Dujo advirtió a Herrera de que ese recorte repercutirá no sólo en el sector primario, sino en todo el tejido social del medio rural de la Comunidad. Dujo también rechazó las críticas de Clemente a su convocatoria, ya que pidió a Asaja que se manifestara frente a las puertas del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, como responsable de los recortes sufridos por el sector. Al respecto, recordó a la consejera que el dinero del MARM no va directamente al sector, sino a las autonomías, que se encargan de repartirlo.

Por su parte, el secretario regional de UPA, Julio López, incidió en su rechazo a los presupuestos de Agricultura, por ser “totalmente restrictivos”. En este sentido, arremetió contra el recorte para el campo para potenciar a la industria agroalimentaria y aseguró que esto demuestra que la agricultura y la ganadería no son sectores “estratégicos” para la Junta, a la que “le da igualdad la despoblación”.

Reacciones salmantinas
Los líderes sindicales de la provincia acudieron a la protesta para pedir un cambio de actitud al presidente de la Junta y a la consejera de Agricultura. Así, el presidente provincial de Asaja, Vicente de la Peña, señaló que todo ha ocurrido “sin ningún tipo de incidentes y lo que hemos hecho es lanzar 82 millones de euros en billetes de 100 euros al aire, que es el recorte que ha efectuado la Consejería”.

No obstante, y debido a la protesta, “confiamos en que la Administración regional nos haya escuchado y rectifique con los presupuestos porque no es normal que partidas como las destinadas a planes de mejora, incorporación o planes de pensiones, entre otras, hayan sufrido el recorte tan significativo que han sufrido para 2011”, concluyó el presidente provincial de Asaja.

Por su parte, el líder provincial de UPA, Guillermo González, señaló irónicamente que, “si para la Junta este sector es tan estratégico, no se entiende como ha disminuido tanto los presupuestos en varias partidas tan importantes como son los planes de mejora, la incorporación o el cese anticipado, entre otras muchas”.

Asimismo, González mostró su deseo para una “reacción del presidente de la Junta, y las inversiones destinadas a algunos puntos como la mejora o la incorporación no se vean modificadas y se repitan las de 2010. Con esto no queremos decir que no se haga un ajuste de los presupuestos, sino que se ajusten más a las necesidades del sector”.

Y por último, el secretario provincial y regional de COAG, Aurelio Pérez, espera que la propuesta establecida de aumentar en 30 millones el presupuesto del sector “sea aceptada y no los 4,7 millones a los que hacen referencia porque no se solucionaría nada”.

Pérez incidió en que es preciso cambiar esta situación si se quiere “dar sentido” al sector agrario y que se reconozca como sector “estratégico. No podemos aceptar que bajen las inversiones”, dijo, para aseverar que no han mantenido ninguna reunión con Clemente para mejorar las cuentas en su trámite parlamentario. “El futuro del campo pasa porque cuente con un presupuesto digno”, concluyó.

Así, una vez más, los profesionales del sector agroganadero se lanzan a la calle a protestar por cuestiones que consideran injustas y que van en contra de sus intereses. La clave está en pensar si la Administración regional no hará oídos sordos a esta nueva reivindicación del campo regional.

Tampoco hay que olvidar la reflexión que indica si realmente existe unión en el sector debido al número de agricultores y ganaderos que no acudió a la protesta y que sólo vela por sus intereses.