El campo de Salamanca en 2014: luces y sombras con sectores con el agua al cuello

El año 2014 para el campo ha sido de transición de cara a la nueva PAC y la Norma de Calidad del Ibérico, desastroso para los productores de patata y con los PDR en el horizonte. La liquidación de la Cámara Agraria de Salamanca, en 'stand by'.

 

García Tejerina (Foto: Chema Díez)

 

GARCÍA TEJERINA, LA MINISTRA CASTELLANA

 

A finales del mes de abril de este 2014, la vallisoletana Isabel García Tejerina sustituía a Arias Cañete al frente del ministerio de Agricultura con la Norma de Calidad del Ibérico como telón de fondo. La nueva titular de esta cartera se estrenó también en Salamanca en el marca de Salamaq 2014 y ha demostrado su valía y su conocimiento del sector en tods sus vertientes y eso lo destacan también los profesioanles del sector.

 

Su mayor reto ha sido lidiar con el Programa de Desarrollo Rural (PDR) pero al final ha sabido llevar la iniciativa igual que con el reparto de las ayudas de la PAC.

 

PROGRAMA DE DESARROLLO RURAL

 

El PDR ha sido uno de los caballos de batalla del campo salmantino y de la consejera de Agricultura, Silvia Clemente. El retraso del Ministerio en el pago mantenía bloqueados los fondos disponibles de la Junta de Castilla y León y los profesionales del sector ya clamaban y pedían soluciones urgentes, pero la situación ya se ha desbloqueado y se ha ejecutado el pago de estas ayudas primordiales para el campo salmantino y regional.

 

No hay que olvidar que estas ayudas se financian un 50% con fondos europeos, y el otro 50% restante entre Junta de Castilla y León y Ministerio a partes iguales, aunque el porcentaje de Europa puede variar en positivo dependiendo de la ayuda, de la que se benefician 40.000 profesionales de toda la Comunidad.

2014 ha sido un año con muchas sombras y pocas luces para los profesionales de este sector en Salamanca. Han sido demasiados los sinsabores y pocas las satisfacciones que agricultores y ganaderos han logrado, aunque sí que han recibido apoyo de la administración en el ámbito general con el desbloqueo del Programa de Desarrollo Rural (PDR) y las ayudas de la PAC.

 

Pero eso no es todo... por eso, repasamos lo más importante que ha afectado al campo de Salamanca en un 2014 que algunos quieren olvidar, especialmente los profesionales que sembraron el tubérculo por excelencia.

 

AGRICULTURA

 

Los cereales han vivido un descenso de su precio en 2014 en relación al año aterior y eso ha repercutido en el agricultor. Problemas con las enfermedades y un mal desarrollo de las nascencia de la planta y los topillos, dieron al traste con muchas ilusiones de los agricultores que esperan a un 2015 con mejores perspectivas.

 

Además, solo en algunas zonas de la provincia la producción en la cosecha fue aceptable, mientras que en otras se esfumaban muchas de sus ilusiones.

 

GANADERÍA

 

El sector del vacuno es el que mejor ha sabido resistir la crisis pese a un descenso del precio como consecuencia de la 'desaparición' del barco y la exportación a países como Líbano o Turquía. No en vano, el nivel de precios sigue siendo aceptable y las ventas en el campo se realizan sin problema debido a que la demanda supera a la oferta.

 

Bien distinta es la situación de sector del ovino, donde cada año son más los ganaderos que abandonan su explotación y venden los derechos ante la escasez de rentabilidad, en un negocio que es beneficioso si se acaparan muchos animales, lo que también incrementa los costes. La futura ayuda de las administraciones, clave.

 

NORMA DE CALIDAD DEL IBÉRICO

 

El sector del porcino ibérico no ha notado el primero año de entrada en vigor de la nueva Norma de Calidad del Ibérico impuesta por Cañete y que, tras muchas modificaciones, cambió sustancialmente para respiro de los profesionales del sector en Salamanca y Castilla y León.

 

Explotaciones y mataderos se están adecuando a la nueva normativa para cumplir con sus requisitos tras el cambio de etiquetas y de denominación de las producciones.

 

En cuanto al precio de los cochinos, pese a que la tendencia alcista se rompió hace meses, el sector aguantó el tirón con bajadas moderadas y se ha estabilizado en un nivel beneficioso para los ganaderos, aunque el futuro apunta a un descenso lento de un precio que alcanzó cotas históticas.

 

POLÍTICA AGRARIA COMUNITARIA

 

La PAC representa una gran tabla de salvación para el campo salmantino y castellano y leonés. La entrada de la nueva PAC 2014-2020 no se producirá hasta 2015 tras un año de transición para los que España tiene garantizados los fondos por las negociaciones en Europa sin perder poder ni cuantía.

 

Sin duda, es una de las batallas ganadas por el Ministerio en una PAC que tiene en el número de hectáreas, en el agricultor activo, en los derechos de vaca nodriza, en la incorporción de jóvenes y en el pago verde o 'greening' sus puntos fundamentales.

 

LA PATATA, BAJO TIERRA

 

El sector de la patata ha vivido el peor año de su historia, sin exagerar. Sin precio desde el inicio de la campaña, los agricultores sin contrato previo vieron como perdían menos dinero dejando el cultivo en la tierra que arriesgándose a sacar una producción por la que les pagaban, en el mejor de los casos, entre 0,03 y 0,06 euros, según las variedades.

 

Los agricultores han cosechado pérdidas irreparables que no han podido compensar en un sector que vive en los dientes de sierra pero que en esta campaña ha tocado fondo y se ha hundido, ahogada en la tierra. Agricultores y compradores coincidieron en el desastre e incluso Asaja donó miles de kilos al Banco de Alimentos de Salamanca ante esta situación de desastre.

 

(Foto: Chema Díez)

 

CÁMARA AGRARIA DE SALAMANCA

 

La institución cameral está liquidada desde hace mucho tiempo aunque no sea de manera oficial. La ausencia de ayudas y las deudas han terminado de ahogar a una Cámara Agraria con poco sentido porque no prestaba ayuda a los agricultores y ganaderos y había despedido a todos sus trabajadores.

 

Además, se vio en la obligación de vender patrimonio para poder saldar algunas deudas y aún debe varias nóminas a los trabajadores despedidos y sus finiquitos.

 

Último pleno de la Cámara Agraria de Salamanca (Foto: Chema Díez)

 

El último pleno de la Cámara y la posterior Comisión Delegada no se pusieron de acuerdo para liquidar la institución de manera oficial por el patrimonio. La Alianza COAG-UPA demandaba cumplir la ley y entregar el patrimonio a la Junta mientras que UCCL y Asaja quieren agotar las opciones para que ese patrimonio repercuta en los agricultores y ganaderos o en la sociedad salmantina, algo muy complicado.

 

Será cuestión de tiempo el final oficial de un organismo sin funciones.

 

Así las cosas, el campo salmantino se despide sin dolor de un 2014 con más sombras que luces y con la esperanza de que esa claridad llegue de la mano del nuevo año, el de la nueva PAC y de las elecciones. ¿Habrá cambios en el campo?