El Campeonato de España aterriza por quinta vez en Guijuelo en plena igualdad

40 INSCRITOS. La cita llega en el ecuador de la competición, con todo en juego entre Xevi Pons, Benito Guerra, Nani Roma y Óscar Fuentes
J. A. S.

Entre ellos, los que se están jugando el Nacional: el catalán Xevi Pons, que dominó claramente en la cita previa en Pozoblanco con el Focus WRC; el actual líder del certamen, el mexicano Benito Guerra, el célebre Nani Roma con su Colt Proto o el madrileño Óscar Fuertes.

Roma presentó la carrera hace días entre los más pequeños del municipio y pudo comprobar que es uno de los más queridos por los cada vez más entendidos seguidores del motor en la villa chacinera. Pero la representación internacional aspira a, al menos, poner en aprietos a los que corren en casa. Allí estarán el piloto saudí Yazeed Al Rajhi, Al Rajhi, que correrá con un Peugeot 207 S2000 con licencia internacional, o el galo Mathieu Baumel.

Categoría grupo N
En la categoría de grupo N, José Antonio Suárez, Mario Ceballos y su Subaru y el mexicano Michel Jourdain volverán a medirse en la lucha por un título por el que luchan mano a mano y donde Suárez es, de momento, el que manda. En motociclietas todas las miradas irán dirigidas a Manzanilla, Eugenio López, Rubén Sastre y los hermanos Domínguez.

En total, más de 40 pilotos estarán presentes en la cita con el motor. Hoy será el turno para las verificaciones técnicas y para los entrenamientos oficiales de la prueba. Los primeros coches tomarán la salida a partir de las 20:00 desde el podio de la localidad, donde el sábado por la tarde los aficionados podrán ver de cerca la ceremonia de entrega de trofeos con la presencia de pilotos, jefes de escudería, técnicos y autoridades. Además del citado Nani Roma, Guijuelo también ha visto en estos cinco años competir a pilotos de la talla del dakariano Isidre Esteve o el que fuera campeón del mundo de 500 cc de motociclismo, Álex Crivillé. Roma cuenta en su amplio palmarés con el Dakar, que se apuntó en la categoría de motos con una KTM en el año 2004. A pesar del currículum de su rival, Xevi Pons es el gran referente de la carrera. El catalán se impuso en la prueba del Rally de Pozoblanco sobre tierra, cumpliendo los pronósticos que le situaban como gran favorito. El de Calm marcó unos tiempos de récord con temperaturas superiores a los 35 grados. Con un tiempo total de 38:43.0, Pons apenas dio respiro a sus rivales, que quedaron muy lejos del mundialista. Óscar Fuertes fue segundo y Rafa Villanueva tercero.