El calor acompaña a la provincia hasta el domingo con un descenso de las temperaturas hasta los 16 de máxima

El viernes se prevén precipitaciones débiles durante algún momento de la jornada para alegría del campo

Salamanca, como casi todos los años, ha pasado de la bufanda y los guantes a la manga corta, casi sin darse cuenta. Al menos eso es lo que indican los termómetros y la sensación térmica durante el día (cuando anochece bajan las temperaturas), donde se han alcanzado hasta 25 grados en los últimos días de máxima, con mínimas de entre cuatro y cinco grados.

No obstante, el domingo se terminará el ‘verano’ en Salamanca, al menos de una manera momentánea e incluso el viernes se podría desmarcar y dejar caer algunas gotas de agua tan beneficiosas como necesarias para el campo salmantino.

Por ello, de cara a la jornada de hoy, jueves, todo seguirá igual, con unas máximas que alcanzarán incluso los 26 grados y unas mínimas de solo cuatro, con una gran oscilación térmica de 22. En la jornada del viernes, los termómetros comenzarán un descenso moderado hasta los 22 grados de máxima y los seis de mínima, valores similares que se compartirán en la jornada del sábado, con una clara probabilidad de lluvias en la jornada previa al fin de semana aunque no serán muy abundantes.

Pero ya de cara al domingo, las temperaturas se adaptarán más a los tiempos primaverales con máximas de 16 grados y mínimas de cuatro, con el inicio de un descenso mayor de cara a la próxima semana, donde las máximas pueden oscilar entre 15 y 16 y las mínimas entre cero o incluso algún grado bajo cero.