El bus de Salamanca, ni mucho menos el más barato... salvo para mayores y jóvenes

El precio del billete o del abono convencional está en la media del resto de Castilla y León y el abono mensual es competitivo, pero sólo es barato de verdad el de mayores y el nuevo de jóvenes impulsado por el PSOE.

Las tarifas del bus urbano de Salamanca conservan los mismos precios desde 2014 tras anunciar a mediados de aquel año el actual alcalde que congelaría todas las tasas e impuestos en 2015 y 2016, y confirmarse también la extensión para los próximos años. La medida le dio cierta ventaja porque sólo de cara a este año muchos otros ayuntamientos se han apuntado a la tendencia. Esto explica la buena clasificación del servicio en el estudio anual que hace Facua.

 

Los precios del bus urbano son, en su conjunto, de los más competitivos de España, pero son varios los aspectos en los que ya no pasan de la media. Especialmente si los comparamos con los del resto de capitales de provincia de Castilla y León: Barcelona, Madrid o Valencia siempre van a tener un bus más caro por la propia estructura del servicio en ciudades mucho más grandes. Sin embargo,  al compararse con ciudades similares se complican las cuentas.

 

Y es que se puede decir que, en varias tarifas, el precio del bus urbano en Salamanca es más alto que en ciudades de nuestro entorno. Lo que ocurre es que muchas de las capitales de provincia de Castilla y León no salen en el estudio de Facua, pero un rápido vistazo a sus tarifas permite hacer una comparación. El resultado es que el billete simple, el precio por viaje con bonobús o el abono mensual son más caros en Salamanca que en muchas de las capitales de provincia de nuestra comunidad: sólo en Valladolid y León son más caros como norma. Y que, por contra, los bonos especiales para mayores y jóvenes sí son realmente baratos.

 

Billete ordinario

Desde 2014 cuesta 1,05 euros. No es un título muy habitual, salvo para los usuarios esporádicos. Sólo es más barato que en Valladolid (1,40) y León (1,20); en Palencia cuesta sólo 0,65 euros, 0,90 en Soria y Zamora, y un euro en Ávila, Burgos y Segovia. El precio más alto es el de Barcelona (2,15 euros) frente al más bajo, que es el que ofrece Lugo (0,64). 

 

Precio del viaje con bonobús

Es el precio de cada viaje que se carga a la tarjeta recargable que ofrecen la inmensa mayoría de los ayuntamientos; permite trasbordo y al saldo que tengamos hay que añadir los 2 euros del coste inicial de la tarjeta. El de Salamanca es 0,59 euros/viaje; según el estudio de FACUA, el precio medio es de 0,78 euros por viaje si se utiliza un bonobús o tarjeta recargable con trasbordo. En Castilla y León, de nuevo sólo Valladolid y León son claramente más caras que Salamanca, 0,70 y 0,75 euros/viaje, respectivamente; vale casi lo mismo, 0,65, 0,63 y 0,60 en Soria, Zamora y Segovia; y es más barato en Palencia (0,40), Burgos (0,45) y Ávila (0,55).

 

Tarjeta mensual

Tarjeta con viajes ilimitados que se abona y es válida para un mes entero. Oscila entre los 54,60 euros de Madrid y los 20 de Ciudad Real; el precio medio es de 37,3 euros. En Salamanca cuesta 22,05 euros, más dos euros de la tarjeta; de las que la ofrecen, cuesta más en León (36,15 euros, 308 por un año entero), pero menos en Ávila (22 euros) y Soria (21,50). El resto apuestan por los bonobús.

 

Bonobús especial

Es el reservado a pensionistas, desempleados y discapacitados que, con una serie de requisitos, acceden a precios realmente bajos. En Salamanca cada viaje sale por sólo tres céntimos para todos aquellos que tienen estos bonobúses, a los que hay que sumar los dos euros de la tarjeta. El precio, aquí sí, es casi imbatible, salvo en el caso de Valladolid, donde es gratuito para los mayores que cumplan las condiciones requeridas. El que más se acerca es el de Segovia, que cuesta cinco céntimos, y los de Palencia y Burgos, que cuestan diez céntimos. Y el resto están muy por encima: descuentan entre 0,24 y 0,65. En Soria cuesta 8,30 euros al mes.

 

Bono joven

Se ha adoptado este año a propuesta del grupo municipal Socialista en el Ayuntamiento. Aunque en el estudio de Facua no se recoge el dato, vale 14 euros, a los que hay que sumar los dos euros que cuestan las tarjetas en los que se recargan; es válido por un mes pero cuesta 8 euros menos que la tarjeta mensual. Se lo pueden hacer empadronados de menos de 30 años y matriculados en la Usal y la UPSA. Aquí la comparación es difícil porque en la mayoría de capitales de provincia de Castilla y León lo que se hace es precio especial para jóvenes sobre un bonobús convencional: se paga entre 0,20 y 0,65 euros por viaje. Así que haciendo 70 viajes al mes sería el más competitivo. Burgos y Soria no tienen.