El bucle histórico del CB Canarias en el pabellón de Würzburg

El CB Canarias disputará este sábado su primer amistoso oficial en su vuelta a la Liga Endesa en una ciudad que los dejó fuera de la ACB en la 93-94 con Merchante de técnico

Puestos a atar cabos y a rebuscar entre las caprichosas coincidencias del destino, la de este sábado no será una visita cualquiera para los aurinegros. Fue el ya extinto CB Salamanca, el CBS, quien privó al CB Canarias en la temporada 93-94 de regresar a la ACB, sólo tres temporadas después de que los tinerfeños perdieran la élite en aquel fatídico play off contra el Clesa Ferrol.

Fue en Würzburg, donde el equipo lagunero se rearmó de argumentos y soñó con el regreso a la máxima categoría tras forzar el 2-2 (81-84), en aquella serie decisiva por el ascenso a la ACB desde la entonces llamada Primera B, para dejarlo todo en manos del fortín del Ríos Tejera.

Y fue Fernando Merchante, entonces técnico casi novicio, quien dirigía a aquel Salamanca, el mismo que saldría victorioso de La Laguna (81-85) en el quinto y definitivo partido de aquel play off, un mazazo histórico que supondría el principio de una tortuosa etapa de sinsabores para un CB Canarias que poco después se vería abocado a partir casi de cero para renacer, categoría a categoría, en las ligas nacionales.

Aquel Fernando Merchante ejerce ahora de director deportivo del CB Tormes, club anfitrión del amistoso de este sábado, a celebrarse en el mismo pabellón de aquel duro e intenso play off contra el Salamanca. Würzburg, que precisamente a raíz de aquel ascenso sería remodelado y pasaría de 3.200 a 5.000 asientos para estrenarse en la soñada ACB, recibe 18 años después al CB Canarias en un curioso bucle del destino.

La presencia en aquel proyecto de Merchante no iría mucho más lejos, ya que en la sexta jornada del estreno charro en la ACB sería sustituido por Ricardo Hevia, quien lograría la permanencia, no sin apuros, en la 94/95. Un curso después, Pedro Martínez, ahora entrenador del Gran Canaria, llevaba al Salamanca a su cúspide deportiva y acababa el curso noveno, clasificación incluida para una Copa Korac que la ciudad universitaria no disfrutaría nunca.

El proyecto charro no pasó de aquel verano del 96. Por falta de respaldo institucional y del sostén financiero del constructor que había ideado el fulgurante ascenso a la élite y ante la sorpresa de todos, el CB Salamanca acabaría vendiendo su plaza al CB Granada. Nunca más, la afición salmantina pudo disfrutar de la élite masculina. Sí, en cambio de la femenina, gracias al Perfumerías Avenidas.

Una eliminatoria imposible de olvidar

Ese mismo CB Tormes con aquel mismo Fernando Merchante en su organigrama técnico organizarán el amistoso de este sábado de los tinerfeños, un partido que a juicio del propio Fernando supone un “aliciente extra para la ciudad de Salamanca”. Así lo cuenta el propio Merchante, quien cumple su cuarta temporada al frente de la dirección deportiva del club salmantino y conserva todavía muy frescos en su memoria los detalles de aquella serie contra el Canarias de mayo de 1994.

“Fue una experiencia intensa y muy bonita”, recuerda. “El CB Canarias era favorito al ascenso junto con el CajaBilbao. Los cinco partidos fueron tremendamente duros. Aquí, en Salamanca, cuando íbamos 2-1 y ocho arriba a poco del final del cuarto partido, la gente lo celebró antes de tiempo y la presión nos pudo. Varios aciertos de Fernando Angulo nos mataron y ellos forzaron el quinto y definitivo encuentro”.

El CB Tormes o cómo crecer desde abajo

“Aquel proyecto”, continúa Merchante, “viviría luego tiempos de gloria en la ACB, pero acabaría muriendo por falta de dinero y de una base sólida”. “Fue una verdadera pena, porque el baloncesto masculino de la ciudad se quedaría huérfano de élite hasta la fecha. Por eso, creo que debemos de aprender del pasado. Y eso es lo que intentamos hacer desde el CB Tormes”.

“Queremos crecer desde abajo, recuperar la tradición de baloncesto masculino que antaño tuvo esta ciudad y generar ilusión entre los que ahora comienzan en este deporte. Salamanca es una ciudad de baloncesto y así ha quedado de manifiesto con el fenómeno social que ha supuesto el Perfumerías en categoría femenina”, apunta Merchante.

“Nos hemos propuesto crear los cimientos de un proyecto sólido que con el tiempo pretende recuperar la élite”. “Por eso”, añade, “la posibilidad de ver en directo a dos equipos de la Liga Endesa como el CB Canarias y el Blancos de Rueda Valladolid es un pasito más para seguir creciendo, una forma de que nuestros canteranos se ilusionen con este deporte y vean cada vez más cerca el sueño de la Liga Endesa”, sentenció.