El boxeador Joe Frazier muere por un cáncer de hígado

Frazier, conocido popularmente como 'Smokin Joe', pasará a la historia por ser el primer boxeador en derrotar a Muhammad Alí en el 'Combate del Siglo'

El exboxeador estadounidense Joe Frazier, campeón del mundo de peso pesado entre 1970 y 1973 y medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Tokio en 1964, falleció este lunes (madrugada del martes en España) en Filadelfia a los 67 años de edad, víctima de un cáncer de hígado, según ha anunciado su representante, Leslie Wolff. Frazier, conocido popularmente como 'Smokin Joe', pasará a la historia por ser el primer boxeador en derrotar a Muhammad Alí en el 'Combate del Siglo', que se celebró el 8 de marzo de 1971 en el Madison Square Garden. Ambos volverían a verse las caras en otras dos ocasiones, una en enero de 1974 en el mismo escenario y otra en octubre de 1975 en Manila, aunque en estas ocasiones Alí fue el vencedor, siendo estos tres combates parte de la historia de este deporte, acumulando un total de 42 asaltos de dramática intensidad. El de Carolina del Sur se retiró en 1976 con un palmarés impecable de 32-4-1, aunque combatió por última vez en 1981 de forma extraordinaria. Sus únicas derrotas fueron ante George Foreman y Alí. Pero antes de convertirse en uno de los mejores pesos pesados de la historia, al igual que le sucediera a Cassius Clay, labró su primer éxito en los Juegos Olímpicos, haciéndose con el oro en la máxima categoría en Tokio 1964, cuatro años después de que el que sería su gran 'enemigo' dentro y fuera de los 'rings' lo consiguiese, pero en los semipesados. Ambos tardarían seis años en encontrarse en el mundo profesional. Muhammad Alí era el mejor peso pesado hasta que su negativa a acudir a la Guerra de Vietnam le costó el cinturón y la prohibición de pelear. En 1971, en el Madison Square Garden se vieron las caras por primera vez, y ganó Frazier, poseedor del entorchado tras ganar a Jimmy Ellis en 1970, endosando su primera derrota a su rival, que no dejaba de insultarle llamándole 'Tío Tom' o 'gorila', pese al respeto que le profesaba. 'Thrilla in Manilla' Cuando todo estaba preparado para la revancha, George Foreman se cruzó en el camino de 'Smokin Joe', tumbándole en el tercer asalto y ganándose el derecho a ser protagonista a otro combate que pasaría a la historia como el 'Rumble in the Jungle' de Kinshasa, Zaire, que devolvió la corona a Alí. Un año después, el campeón defendió su título ante Frazier, frente al que se tomó la revancha al ganar por decisión tras los doce asaltos, y en 1975, en otro combate promovido por Don King, el 'Thrilla in Manila', los dos dejarían una última pelea para la historia, en la que el castigo al que se sometieron obligó al técnico del aspirante, Eddie Futch, a no dejarle disputar el decimoquinto asalto porque su pupilo apenas veía. "Fue lo más cerca que estuve de la muerte", confesó posteriormente Alí. A partir de ahí, Frazier apenas volvió a subirse al 'ring', tan sólo en dos ocasiones, para perder una revancha con George Foreman en 1976, y para medirse, ya con 37 años y después de cinco sin pelear, a Floyd 'Jumbo' Cummings, de 30, en un combate que acabó en un discutido empate. De ahí al ostracismo, aunque en 1990 entró en el 'Salón de la Fama Internacional'. Sus últimos años estuvieron marcados por sus problemas monetarios, después de haber había perdido la mayoría del dinero que amasó durante sus años de gloria, y actualmente vivía en un apartamento encima del gimnasio donde entrenaba a jóvenes talentos del boxeo.