'El Bigotes' se niega a declarar ante el juez Ruz y alega que no se le ha citado de forma correcta

Álvaro Pérez

El magistrado interrogará a partir de las doce al cabecilla de la trama, Francisco Correa.

El responsable de la trama Gürtel en Valencia, Álvaro Pérez, 'El Bigotes', se ha negado a declarar este jueves ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz que le había citado junto al resto de miembros de la cúpula de la red en la recta final de la instrucción.


Pérez no ha querido contestar a las preguntas formuladas por el juez y las representantes de la Fiscalía Anticorrupción Concepción Sabadell y Concepción Nicolás y ha alegado que no se le notificó de forma oficial la citación para comparecer en la Audiencia Nacional, han informado fuentes presentes en la declaración.

'El Bigotes', responsable de la empresa de la red Orange Market, ha permanecido en la sala de interrogatorios poco más de diez minutos y ha sido recogido por un coche a la puerta de las dependencias judiciales.

'El Bigotes' se encargó de la organización de los actos electorales del PP durante los Gobiernos de José María Aznar y pagó varios servicios en la boda de su hija con Alejandro Agag, que se celebró en el monasterio de El Escorial en septiembre de 2002. En 2004, cuando la nueva dirección del PP adjudicó sus contratos a otras empresas, trasladó su actividad a la Comunidad Valenciana, donde fue nombrado responsable de la filial Orange Market.

En su primera declaración ante el juez Baltasar Garzón, que se produjo el 12 de febrero de 2009, fue preguntado por la identidad de 'Luis el cabrón', al que la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional identifica con el extesorero del PP Luis Bárcenas. "Es que no, me estoy quedando sin respiración --respondió--. No sé quién es 'Luis el cabrón', no sé quién...".

Por su parte, el cabecilla de la trama Francisco Correa, comparecerá ante el juez Ruz a las doce de la mañana. Fue detenido en febrero de 2009 por orden de Garzón y estuvo en prisión hasta junio de 2012. Es considerado por los investigadores como el líder de la red 'Gürtel', que se dedicó entre los años 2000 y 2009 a obtener adjudicaciones públicas, fundamentalmente en Madrid y la Comunidad Valenciana, a cambio de la entrega de dádivas y sobornos a funcionarios y cargos públicos.

El empresario, que se hizo llamar 'Don Vito', como el protagonista de 'El Padrino', en la contabilidad interna de la red, declaró por primera vez en la Audiencia Nacional el 9 de febrero de 2009, tres días después de que Garzón ordenara su detención. Entonces aseguró, entre otras cosas, que el entonces presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, participó en los trámites de una recalificación en Alicante y que el exministro de Fomento Francisco Álvarez Cascos le "dio una cuenta en AENA". A su salida del juzgado apuntó: "Estoy bien jodido".

DECLARACIÓN DE CRESPO

El responsable del Juzgado Central de Instrucción número 5 comenzó este miércoles a interrogar a los cabecillas de la trama con la declaración del exsecretario de Organización del PP de Galicia y número de dos de la trama, Pablo Crespo, quien ha asegurado que las siglas 'PAC' corresponden a Correa y no a Francisco (Paco) Álvarez Cascos y que 'Luis el cabrón' no es Bárcenas.

El viernes finalizarán las declaraciones con el testimonio del contable de la organización, José Luis Izquierdo, al que se incautó el 'pen drive' en el que se detallaba toda la contabilidad B de las empresas de la red 'Gürtel'.

Los cuatro están imputados por los delitos de cohecho, prevaricación, malversación de fondos públicos, fraude a la administración pública, falsedad y blanqueo de capitales. El magistrado celebra estos interrogatorios "en aras a la averiguación de los hechos y presuntos delitos objeto de la presente instrucción, así como para garantizar el correcto desenvolvimiento del derecho de defensa", tal y como recogía en un auto dictado el pasado 11 de marzo.

 

Noticias relacionadas