El Bicentenario nace con la gran exposición que recuerda el asedio

La consejera de Cultura y Turismo, María José Salgueiro, acompañada por el alcalde de la ciudad, Javier Iglesias, inauguró ayer en el palacio de Los Águila la exposición La Ciudad frente a Napoleón. Bicentenario del sitio de Ciudad Rodrigo de 1810. Se trata de una de las muestras más importante que se han montado en España sobre la Guerra de la Independencia que además de las más de medio millar de piezas originales de la época que la conforman, contó ayer con los descendientes directos de aquellos acontecimientos bélicos, como Lord Charles Wellesley, Duque de Douro, heredero del legado de Wellington, e Ignacio Pérez de Herrasti, descendiente del gobernador de la ciudad durante el asedio del ciudad en 1810, Andrés Pérez de la Herrasti.
Ángel S. Peinado

El patio plateresco de este inmenso palacio de estilo renacentista con influencia gótica acogió el acto inaugural de esta magnífica exposición a la que acudieron, además de autoridades civiles y militares provinciales y nacionales, numerosos representantes de distintos organismos y asociaciones culturales y vecinales.

Sin ‘El Calvario’ de Juan de Juni
Un acto emotivo pero, sin duda, ensombrecido por la ausencia de una de las obras que también tuvo su protagonismo durante la Guerra de la Independencia, como fue el grupo escultórico de El Calvario de Juan de Juni, trasladado en su día del convento de San Francisco a este palacio para evitar su expolio.

Abrió el acto el alcalde, Javier Iglesias, quien agradeció muy especialmente la presencia de Lord Charles Wellesley, Duque de Douro, y de Ignacio Pérez de Herrasti, así como de las autoridades regionales, provinciales y locales. La Ciudad frente a Napoleón, dijo el alcalde, es “una apuesta extraordinaria del Ayuntamiento para conmemorar dos siglos después los tiempos difíciles que les tocaron vivir a nuestros antepasados”.

También señaló que en esta muestra, completada con medio millar de piezas, no sólo son protagonistas los personajes históricos de aquella contienda, sino la sociedad del momento donde se refleja el Ciudad Rodrigo de hace doscientos años “permitiendo conocer como vivía la gente, cómo vestían, cómo se divertían”. En definitiva cómo eran la Miróbriga y la España del siglo XIX y finales del siglo XVIII.
Ímprobo trabajo del comisario
El primer edil mirobrigense destacó asimismo el trabajo realizado por el comisario de la exposición José Ramón Cid Cebrián y sus colaboradores, Manuel Delgado Sánchez Arjona y Françes Pintado. El alcalde terminó con las palabras del poeta salmantino Cándido Rodríguez, Ciudad Rodrigo brilló en la paz y en la guerra.

Ignacio Pérez de Herrasti agradeció la asistencia del Duque de Douro y destacó que con su presencia se confirma el honor que se le debe al general y la heroica defensa de Andrés Pérez de Herrasti.