El Betis demuestra que lo del Helmántico no fue casualidad y golea al Rayo Vallecano

EN DIEZ MINUTOS. El conjunto verdiblanco superó la disciplina táctica de su rival en el inicio del segundo tiempo, en el que consiguió anotar dos goles
efe
El Real Betis consolidó el liderato al imponerse por 4-0 al Rayo Vallecano, uno de sus más directos rivales para el ascenso, mientras que Celta y Las Palmas no salieron bien parados y el Valladolid ganó su duelo regional ante el Salamanca (1-0).

El Betis, con su goleada ante el Rayo, dejó claro que en estos momentos, pese al patatal del Benito Villamarín, es el mejor en la División de Plata del fútbol español.

El Celta selló un empate en Huelva (1-1), y Las Palmas sufrió un frenazo en Ponferrada al perder (3-2).

Frenazo también el que sufrió el conjunto madrileño de Alcorcón ante el Barcelon B, que ganó 1-3. El Alcorcón no sabía lo que era perder en su estadio de Santo Domingo en la Liga hasta que llegó el filial del Barcelona, que se mostró superior, especialmente en la recta final del encuentro.

En el partido de la jornada, el Betis controló la situación ante un Rayo que demostró disciplina en su juego, pero nada de efectividad en los metros finales. El equipo verdiblanco se mostró sólido en defensa y en ataque resolvió con brillantez, especialmente en los primeros diez minutos de la segunda mitad, cuando anotó dos tantos y dio la puntilla al equipo madrileño.

Otro de los candidatos al ascenso, el Celta de Vigo, no pasó del empate a uno en el Nuevo Colombino, ante el Recreativo de Huelva, que sigue sin conocer la victoria y pasa a ser colista.

El Albacete, próximo rival de la UDS, sigue en horas bajas tras igualar a uno contra el Girona. Los manchegos comienzan a ver de cerca la zona de descenso y en las últimas jornadas tan sólo han logrado dos puntos de 15 posibles. El Huesca y el Numancia igualaron a cero en El Alcoraz, un resultado que no es bueno para ninguno de los dos, ya que siguen en zonas complicadas, especialmente los oscenses, en un partido en el que el protagonismo fue para los porteros.