El Béjar consigue tres puntos de oro 'in extremis' pese a ser muy superior al rival

Pablo Gallego anotó el gol de la victoria en el 88 tras recibir un pase de Jesús y driblar al portero
El CD Béjar ha conseguido tres puntos de oro gracias a la victoria cosechada ante el Numancia B, rival que aventaja en nueve puntos a los salmantinos, que dan así un paso de gigante para conseguir la salvación.

Los de Nandi comenzaron dominando el choque con claras ocasiones ya que en el minuto 13, Pablo Gallego remató un balón al palo tras un saque de una falta después de un pequeño barullo en el área, ocasión que sería el preludio del primer gol. Éste llegó solo un minuto después, en el 14, cuando Elices dio un buen pase a Pablo Rodríguez, que definió muy bien ante el portero rival para adelantar a los bejaranos y reflejar así su superioridad en el terreno de juego.

De hecho, los charros pudieron ampliar la ventaja porque contaron con más ocasiones que su rival, que apenas inquietó la meta del Béjar, en lo que fue una primera parate de dominio de un equipo que necesitaba la victoria.

Ya en la segunda parte, el partido siguió por los mismos derroteros, con un Béjar peleón y que gozó de más buenas oportunidades a la contra, pero que no supo hacer efectivas. Incluso llegó a desperdiciar un penalti en el minuto 67 de partido, que Héctor falló y en el rechazo posterior, también se encontró con el portero rival.

Y como el que perdona lo termina pagando, en la jugada posterior al lanzamiento de la pena máxima, un balón largo provocó un malentendido entre portero del Béjar y defensa, que un jugador del Numancia B se encargó de aprovechar para poner las tablas en el marcador.

No obstnate, y cuando el marcador ya agonizaba, apareció el de siempre, Pablo Gallego, para poner el 2-1 en el marcador después de driblar al portero rival tras recibir un pase de Jesús, lo que significaría tres puntos de oro para los de Nandi. Los bejaranos jugaron con el central Sánchez de delantero debido a su corpulencia y éste realizó un buen encuentro.