El bebé Leyre Sánchez Osorio se convierte en el vecino número 6.000 del municipio

 
E. B.

La niña Leyre Sánchez Osorio, nacida el pasado 22 de diciembre, se convirtió ayer, en el marco de un simbólico acto de empadronamiento, en el vecino número seis mil de Carbajosa de la Sagrada. El alcalde, Pedro Samuel Martín, hizo entrega a sus padres de un cheque de 300 euros por este motivo, así como un peluche y una colonia para el bebé, algo que se ha convertido ya en tradición desde que el municipio reuniera a sus primeros mil habitantes.

Martín, que anunció que ayer ya eran 6.014 los censados en Carbajosa (a Leyre la empadronaron el 24 de diciembre, dos días después de nacer), hizo un llamamiento para resaltar la importancia y el significado del empadronamiento y destacó el fuerte incremento demográfico del municipio entre los años 2000 y 2010, por lo que se ha situado en una de las nueve localidades de toda la provincia en superar la simbólica barrera de los cinco mil vecinos, por detrás de Salamanca, Santa Marta de Tormes, Béjar, Ciudad Rodrigo y a la par que Villamayor de Armuña y Peñaranda de Bracamonte, mientras que ya supera en población a otras localidades como son Alba de Tormes y Villares de la Reina, ambas también por encima de los 5.000 vecinos.

El alcalde se dirigió a los presentes para presentar el empadronamiento como “una obligación legal”, ya que “cuantos más vecinos seamos, más aportaciones vamos a tener por parte del Estado”. En este sentido, hizo hincapié en los fondos del Plan E, cuya cantidad depende del número de vecinos, y de los beneficios para los propios empadronados, “que verán cómo sus tasas se reducen y tienen opción a desarrollar más actividades de carácter social”. Cabe recordar que Carbajosa de la Sagrada franqueó la barrera de los 5.000 habitantes a principios de agosto de 2007, y que las estadísticas señalan que ha triplicado su población, pasando de los 1.674 vecinos en 2000, a los 6.014 actuales.