El batacazo amenaza también a los diputados del PP por Salamanca

La diputada María Teresa Cobaleda, el día de su toma de posesión. Foto: Congreso

Si el resultado de las municipales se repitiera el próximo noviembre, el PSOE arrebataría al PP uno de sus tres diputados nacionales: María Teresa Cobaleda perdería su escaño si repitiera en la lista.

El resultado de las elecciones municipales ha hecho sonar todas las alarmas en el PP salmantino, ya que no solo va a trastocar todo su entramado de poder en los municipios, sino que amenaza con afectar a su presencia en el Congreso de los Diputados. El motivo es que, si aplicáramos los resultados de este domingo a la elección de diputados, variaría el reparto: el PP perdería uno de los tres que tiene en favor del PSOE.

 

Aplicando el sistema proporcional con el que se reparten los diputados de cada circunscripción, el PSOE arrebataría al PP uno de los tres que tienen los populares. Los 82.554 votos sumado por el PP en toda la provincia de Salamanca están un mundo por debajo de la marca establecida en la elecciones generales de 2011, cuando alcanzaron los 128.357 votos, el 60,18% de los emitidos. Aquella marca fue todo un récord y le proporcionó al PP salmantino con toda holgura los tres diputados que ahora tiene.

 

Sin embargo, un resultado como el de este domingo cambiaría las tornas e igualaría el reparto. La primera damnificada sería la diputada popular María Teresa Cobaleda, número cuatro de la lista y que entró en el congreso en febrero de 2012 para ocupar la vacante que dejó Gonzalo Robles, número uno de la lista y que fue nombrado secretario general de Cooperación. Y un resultado así abriría una ventana para la entrada de dos diputados socialistas; actualmente solo tiene a Jesús Caldera, pero el bejarano abandona la política. Hace cuatro años Carmen Juanes y David Serrada fueron el dos y el tres.