El Barcelona también demuestra su poderío jugando en inferioridad

DOS EXPULSADOS. Jugó con diez desde el minuto 24 tras una brutal entrada de Pique a Rafa y acabó con nueve, ante un decepcionante Getafe. MESSI. El argentino, de nuevo impresionante, ante el equipo madrileño
EFE

Jugando con uno menos durante 65 minutos, el Barça cambió de estilo, pero fue fiel a la búsqueda de la victoria. La consiguió por un camino diferente, buscando más control en el centro del campo y atrás, y confiando en la calidad de sus pequeños, en el genio de Iniesta, Xavi y, claro, Messi. Hasta el minuto 25 y después. Dos partidos en uno. Cuando el Barça jugó con once, los azulgrana dominaron la situación. Se adelantó en el minuto 7 con un tanto de Leo Messi. Después llegó la expulsión de Piqué y el Barça tenía una hora por delante para probarse. Lo pasó mal durante unos minutos pero después buscó soluciones. En la contra superó a su rival, y Xavi puso el 2-0. El 2-1 final llegó en el minuto 93, después de un penalti de Márquez sobre Kepa.