El Barcelona sufre al final pero gana y deja la Liga encarrilada

El Barcelona cumplió en el Ramón Sánchez Pizjuán y se llevó un triunfo ante el Sevilla (2-3) que le hace ser aún más firme candidato a campeón de Liga, aunque la victoria madridista ante el Athletic Club en el Bernabéu hace que tenga que esperar a cantar el alirón a la semana que viene.
EFE

El Barcelona deberá sentenciar en su favor ganando, en la última jornada y en el Camp Nou, a un Real Valladolid que llega jugándose la permanencia.

Los sevillistas, pese a la derrota, se beneficiaron del triunfo del Deportivo ante el Mallorca y mantienen la cuarta plaza, por lo que en la última jornada, en Almería, dependen de sí mismos para asegurarse por segundo año la clasificación para la Liga de Campeones vía fase preliminar. No tardó el conjunto azulgrana en mostrar que no iba a especular absolutamente nada y si un remate del brasileño Daniel Alves propició la primera intervención del meta Andrés Palop (m.4), un minuto después tras una buena circulación de balón, el brasileño Maxwell Andrade le dio un preciso pase al argentino Messi, quien rompió el fuera de juego para poner el 0-1. A la media hora Bojan ponía la tranquilidad y Pedrito lo que parecía la sentencia. Sin embargo, ya en la segunda parte y con un menos, el Sevilla se metió en el partido con tantos de Kanouté y Luis Fabiano, pero no pudo culminar su recuperación pese a los intentos finales.