El Barcelona reconoce que con el filial en Segunda B es "más difícil" nutrirse de la cantera

El vicepresidente deportivo del FC Barcelona, Jordi Mestre, y el director de Deportes Profesionales del club, Albert Soler, han reconocido este jueves que con el filial en Segunda División B es "más difícil" cumplir el objetivo de nutrir al primer equipo de jugadores canteranos de nivel y, el secretario técnico, Robert Fernández, dejó claro que ahora mismo no hay ningún jugador con ese nivel deseado.

BARCELONA, 14 (EUROPA PRESS)



Soler reconoció que se ha tenido que fichar a jugadores foráneos para el filial para intentar devolver al equipo a la categoría de plata, ante la imposibilidad de confeccionar un equipo de garantías desde la base que pueda aceptar el doble reto de subir de nuevo a Segunda y nutrir al primer equipo.

"Este año se han incorporado seis jugadores que no son de la Masia, pero que ayudarán al equipo a subir a Segunda. Si el Barça B no está en Segunda los objetivos de subir al primer equipo son más difíciles de cumplir. Para llegar al primer equipo tienes que tener mucho tiempo de rodaje", apuntó.

Además, Soler expresó que uno de los orígenes del problema está en la antigua sanción de la FIFA. "Hemos dicho más de una vez que la sanción FIFA ha tenido sobre todo afectación en la base, en las secciones inferiores. Esto ha sido una cadena que ha ido afectando hasta el Barça B, que tiene el objetivo claro de preparar a los jugadores para que lleguen al primer equipo", recalcó.

Por su parte, el vicepresidente deportivo del club, Jordi Mestre, aseguró que están "orgullosos" del proyecto de cantera blaugrana. "Conozco algo el mundo de la Masia. Es un trabajo increíble y envidiable. Que no lleguen los jugadores de la Masía al primer equipo no significa que no sigamos invirtiendo en el fútbol base", comentó.

"Nuestra obligación como club es que el primer equipo sea campeón. Todo el mundo querríamos un modelo como el del Athletic, que todos los de casa hicieran campeón al club. Si nos conformamos solo con tener resultados como el Athletic, como ganar una Copa del rey, pues bien, pero ese no es nuestro objetivo", se sinceró al respecto.

También dejó claro que no hay ningún futurible inmediato en la cantera para el primer equipo Robert Fernández. "Conozco muy bien la escuela porqué en estos dos últimos años la he seguido mucho. Es cierto que hay jugadores buenos, pero en estos momentos no tenemos esa capacidad que sería fantástica", alegó.

"Es difícil mantener la situación de subir siempre jugadores de la cantera. Si tuviésemos la oportunidad de saber que hay jugadores que pueden subir al equipo en dos o tres años la estrategia sería diferente. La edad de Umtiti, Digne y Suárez ayuda en las decisiones del equipo de ficharlos", reiteró en este sentido.