El Barcelona podrá fichar tras otorgar la FIFA "efecto suspensivo" a su recurso

El presidente de la Comisión de Apelación de la FIFA ha otorgado "efecto suspensivo" al recurso del FC Barcelona ante la sanción de dos ventanas de traspasos sin poder fichar, por lo que el club azulgrana podrá fichar en el próximo mercado que se abrirá el 1 de julio.

La FIFA ha tomado esta decisión debido a "la complejidad de la materia, la fecha de inicio del próximo periodo de inscripción el 1 de julio" y el hecho de que la Comisión de Apelación no puede tomar una decisión definitiva "en tiempo de garantizar un eventual recurso del club ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo", según ha explicado a través de un comunicado.

 

El conjunto catalán presentó el recurso ante la Comisión de Apelación de la FIFA contra el fallo de la Comisión Disciplinaria de la FIFA, solicitando el efecto suspensivo para poder hacer fichajes, lo que ha sido estimado por el presidente de la Comisión de Apelación, Larry Mussenden, que, además de lo mencionado, también tuvo en cuenta "las sanciones impuestas al club"

 

"En vista de lo anterior, el presidente de la Comisión de Apelación de la FIFA garantiza que el recurso se tramitará de la forma correcta y adecuada y que, al mismo tiempo, se respetarán todos los derechos del club", sentenció el organismo.

 

La sanción al club blaugrana, por irregularidades en la contratación de jugadores extranjeros menores de edad y comunitarios menores de 16 años, incluía una multa de 370.000 euros y, lo más grave y preocupante, la prohibición de fichar este verano y en el próximo mercado de invierno de enero de 2015, con lo que el FC Barcelona se iba a quedar sin fichar hasta el verano de 2015.

 

No obstante, el club anunció que iba a defender hasta el final los intereses del club. Con la famosa frase de "La Masia no se toca" del mismo presidente, Josep Maria Bartomeu, y repetida en una pancarta en el Camp Nou ante el Betisd, la entidad recurrió la sanción ante Apelación de la FIFA y anunció que, de hacer falta, irían incluso al TAS, tribunal deportivo, para defender los intereses y el modelo de cantera.

 

Además, esgrimían que, por lo menos, pugnarían por obtener una medida cautelar a la sanción que les permitiera fichar, y es lo que ha brindado este miércoles la FIFA al club blaugrana. Con este "efecto suspensivo", se abre el 'coto de caza' para el Barça, que podrá ir al mercado de este verano a llevar a cabo la pequeña revolución de la plantilla de la que se habla en el entorno.

 

NECESIDAD DE RENOVACIÓN

 

Y es que, a falta de que se decida la Liga BBVA, en la que están por debajo del Atlético de Madrid a cuatro puntos de diferencia, y dos puntos por encima del Real Madrid aunque con un partido por jugar para los blancos, esta temporada ha evidenciado un cansancio de la actual plantilla, quizá un apoltronamiento de las 'vacas sagradas' que ha llevado al equipo a decir adiós a la Liga de Campeones antes que nunca en los últimos y exitosos años, y a perder la final de la Copa del Rey ante el eterno rival.

 

A principios de temporada, la mala noticia de la recaída de Francesc 'Tito' Vilanova en su enfermedad, obligó a la contratación express de un nuevo técnico y llegó de Argentina, cargado de ilusión, Gerardo 'Tata' Martino. No obstante, solo llegó para refrescar al equipo Neymar, y los dos no han sido suficiente para renovar a un equipo que, pese a la Liga de 'Tito' de los 100 puntos, ya dio síntomas de estar llegando a un fin cercano.

 

Además, el adiós de Víctor Valdés, que ya antes de su grave lesión de rodilla había confirmado y reiterado que iba a dejar la portería blaugrana huérfana, o el anunció del capitán Carles Puyol de dejar también el timón de la nave culé al no verse capaz de rendir al nivel necesario que exige el club de su vida, obligaba al Barcelona a fichar cuanto menos un portero y uno o dos centrales de garantía.

 

La sanción de la FIFA ponía al club en riesgo, pues de ser firme no se podía llevar a cabo ni esta sustitución de mínimos, cuando en realidad la renovación debía ir incluso más allá. El no poder inscribir jugadores ponía en duda la situación de los cedidos, como Bojan, Deulofeu o Rafinha, que en principio sí podrían reforzar al equipo al ser ya propiedad del Barça, pero no iba a llegar ningún refuerzo de fuera.

 

Ahora, el panorama cambia, y un Andoni Zubizarreta que en su papel de director deportivo debe llevar a cabo tal revolución, y encontrar las piezas que sean capaces de encajar en la base actual para mejorarla y darle hambre de títulos de nuevo, tiene de nuevo mucho trabajo por hacer en su despacho. El mismo 'Zubi' aseguraba que la sanción no cambiaba la planificación, que seguían tranquilizando a los agentes de los futbolistas pretendidos, o fichados.

 

Y es que de momento el club ya ha anunciado la llegada, para el filial en su primer año, de la joven perla croata Alen Halilovic. Procedente del Dinamo de Zagreb, llegará por un precio inicial de 2,2 millones de euros y será blaugrana los próximos cinco años. Pese a no estar confirmado, parece cerrado el acuerdo entre Barça y el portero alemán Marc-André ter Stegen, del Borussia Mönchengladbach, que podría venir sin problemas para tomar el testigo de Valdés.

 

Se abre de nuevo el periodo de rumores, fichajes, y también el de salidas, pues no habrá renovación sin decir adiós a algunos de los miembros de la actual plantilla, más allá de las bajas ya conocidas de Valdés y Puyol, o de jugadores que no cuentan y tienen todos los números de salir como Afellay, Cuenca o Dos Santos.

Josep Maria Bartomeu

Noticias relacionadas