El Barcelona no deja lugar a la duda

CON SUS MEJORES VIRTUDES. El equipo azulgrana logró una clara victoria frente al Villarreal que fraguó en un gran primer tiempo.
EFE

El Barcelona borró de su mente la imagen del Ínter, sólo tres días después de quedarse fuera de la final de la Liga de Campeones, y mostró sus mejores virtudes, lo que le permitió lograr una victoria en Villarreal, fraguada en un gran primer tiempo, en el que demostró mucha superioridad. El equipo local, que llegaba al partido en el mejor momento de la temporada y que busca un puesto en la próxima edición de la Liga Europa, ofreció una imagen pobre en la primera parte, pero se mostró más intenso tras el descanso, aunque no lo suficiente como para comprometer el triunfo del Barcelona.

Ambos equipos sabían lo que se jugaban, pero al Barcelona le tembló el pulso menos que al Villarreal y sus jugadores ofrecieron el fútbol que les faltó el miércoles para conseguir un triunfo fundamental y contundente en la lucha por el título.

Sólo cuando el Villarreal hizo su gol tuvo el Barcelona que emplearse a fondo, aunque en el cuarto de hora final del encuentro, ya había recuperado el control del juego.

El encuentro empezó con un ritmo trepidante, con el balón en poder del Barcelona, pero con llegadas a la contra del Villarreal, que dispuso de la primera gran ocasión del partido, desperdiciada por el brasileño Nilmar, que envió fuera un buen balón en un contragolpe. Poco a poco, el Barcelona volvió a ser el de siempre. Tejió su madeja en el centro del campo y envolvió al rival. La consecuencia fue el 0-1 logrado por Messi tras una buena acción de Bojan y Xavi. Hubo momentos en los que el conjunto local estuvo a merced de su rival. El Barcelona encontraba una y otra vez espacios para acercarse a la portería del Villarreal y las aprovechó, lo que le permitió llegar al descanso con una clara ventaja en el marcador. Fue gracias a dos acciones de calidad. Primero, Xavi hizo el 0-2 en una gran falta próxima al área local y posteriormente Bojan, una gran acción individual en la que superó claramente a Gonzalo, puso en el marcador el 0-3 con el que el partido llegó al descanso tras una fiesta de fútbol y goles del equipo catalán.

Con Senna en la creación del juego y Llorente en punta, el equipo local mejoró. Sólo un gol local podía inquietar al Barcelona y pese a la mejoría en su juego, el Villarreal no dio muestras de estar cerca de marcarlo, hasta que en el minuto 68, en una de sus más claras ocasiones, Llorente dio vida al partido al marcar para el Villarreal.

Encontró entonces el Barcelona algunas opciones a la contra, ya que el Villarreal buscaba el segundo tanto, y el partido llegó a su final con nuevo gol de Messi.

1 VILLARREAL: Diego López, Ángel, Gonzalo, Godín, Capdevila, Cazorla, Ibagaza (Marcos Senna, m.46), Bruno, Cani (Llorente, m.46), Nilmar y Rossi (David Fuster, m.82).

4 BARCELONA: Valdés, Dani Alvez, Piqué, Puyol, Maxwell, Busquets (Touré Yayá, m.80), Xavi, Keita, Pedro, Bojan (Ibrahimovic, m.85)y Messi (Jeffren, m.89).

Goles: 0-1, m.63: Messi. 0-2, m.34: Xavi. 0-3, m.42: Bojan. 1-3, m.68: Llorente. 1-4, m.88: Messi.
Árbitro: Teixiera Vitienes (colegio cántabro). Amonestó por el Villarreal a Gonzalo, Godín y Capdevila y por el Barcelona a Keita, Puyol y Busquets.

Incidencias: Partido disputado en el campo del Madrigal ante 23.000 espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones.