El Barcelona golea a un gris Athletic en vísperas del clásico y es líder

BOJAN, PROTAGONISTA. Mostró sus cualidades como rematador con dos tantos y así aprovechó la lesión de Ibrahimovic. DUERME LÍDER. A la espera de lo que haga el Real Madrid en su visita a Santander
EFE / BARCELONA

El barcelonista Bojan Krkic aprovechó la oportunidad que se le volvió a presentar, tras lesionarse el sueco Zlatan Ibrahimovic, y colaboró con sus dos tantos para que el Barça golease al Athletic Club, que con un tanto de Susaeta al final adornó el contundente tanteador. El equipo catalán vuelve a presionar al Real Madrid y le roba durante unas horas el liderato, a la espera de lo que hagan los madridistas mañana en Santander.

Problemas con la posesión se le adivinaban al Barça sin Xavi, a quien Guardiola dio descanso con vistas al partido del martes contra el Arsenal y el del sábado contra el Madrid. El Barça asaltó el partido con un 4-4-2, con Bojan y Messi como referente arriba, aunque el argentino volvió a moverse con total libertad. Detrás de Messi, un sorprendente centro del campo formado por Maxwell, Sergio Busquets, Touré y Jeffrén tenía el propósito de someter a los Gurpegui, David López, Javi Martínez y Gabilondo. En los primeros minutos el Athletic creyó que ante un medio campo así los sufrimientos a los que le ha sometido el Barça en los últimos pulsos iban a pasar a mejor vida. De hecho, en uno de los pocos errores de Chygrynskiy, Susaeta se enredó con el balón y desperdició una buena ocasión, lo que elevó el convencimiento del Athletic de que éste podía ser su partido. El tanto llegó tras una combinación en un momento de asedio del Barça contra su rival, que resolvió Messi con un pase a Abidal y éste con uno más preciso a Jeffrén, quien en el segundo palo empujó el balón al fondo de las mallas (1-0). Un premio a la constancia del Barça, que poco después, en el minuto 40, hizo el segundo.

En el segundo tiempo salió Xavi y el partido se calmó para el Barça y con ello también se estiró un poco más el fútbol barcelonista hasta reencontrarse con Iraizoz. Primero, una acción de Messi, bastante fallón en toda la noche ante Iraizoz, y en una segunda en la que de Bojan en el 58 sentenció con un disparo durísimo que el meta ni vio (3-0). Un duro golpe para un Athletic que se había crecido con los cambios y vio cómo le caía un tercero que le dejó noqueado. El Barça, volvió a marcar, esta vez gracias a Messi y el Athletic maquilló la goleada en contra con un gran gol.