El Barcelona cumple

El El Barcelona sufrió ante un Xerez colista que, si bien acabó con un marcador adverso (3-1), durante muchos minutos plantó cara al líder. Un Barça muy retocado, con numerosas bajas (Piqué, Messi, Sergio y Pedro estuvieron en el banquillo), saltó al campo con con poco mordiente en ataque y débil en el eje de la defensa, donde el dúo Márquez-Chygrynskiy no ofreció la mejor garantía. De hecho, las mejores ocasiones del Xerez, incluido el gol de Mario, llegaron de errores en el pase en el eje azulgrana, concretamente del ucraniano. Al Barcelona no le costó mucho hacerse con el balón, pero lo tuvo en su campo, sin a penas generar problemas a un Xerez que salió, como así garantizó Gorosito, sin complejos, aunque poco o nada le duraba la pelota en los pies.
EFE

El primer disparo del Barça no se produjo hasta el minuto 11, cuando Henry recibió un pase en profundidad de Xavi, pero, en el uno contra uno, el francés no definió con acierto ante Renán. Tres minutos después, Jeffrén realizó la jugada del partido, tras recibir en profundidad de Xavi. Cayó al suelo, pero se repuso con un recorte ante su marcador y, solo ante Renán, le batió por alto (1-0). El Xerez se lanzó sin complejos a la búsqueda del empate y dos veces pudo lograrlo. En la primera, Chygrysnkiy cortó un peligroso balón, mientras que en el 22 una rar cesión del ucraniano motivó que Valdés saliese de su área para despejar el balón ante el peligro.

En la siguiente acción, un pase en profundidad de Keita a Ibra dentro del área sacó lo más generoso del sueco, que envió a un Henry desmarcado para que firmase el segundo tanto del Barça (2-0). Parecía el camino aplanado para el equipo local hasta que, en el minuto siguiente, un nuevo error de Chygrysnkiy habilitó un contragolpe que acabó con un disparo imparable de Bermejo(2-1). El Barcelona, igual que en otros tantos partidos, como por ejemplo contra el Inter el pasado martes, volvió a pecar de conformismo y se vio atrapado ante el colista en un juego improductivo e impreciso, aunque en esta ocasión acabó llegando al descanso con ventaja(2-1). El arranque del encuentro tras el descanso fue la viva imagen de un Barcelona completamente fuera de sí, sin espíritu y descentrado. En cinco minutos, el Xerez tuvo en sus botas dos claras acciones de marcar falladas por sus atacantes. La primera fue un gravísimo error de Valdés en el despeje que dejó el balón en los pies de Orellana, quien, en el mano a mano, erró en el remate final.

En la siguiente acción, Mario remató a placer de cabeza pero se topó con Valdés. Pep Guardiola sacó a Messi y a Piqué al campo y el Barcelona se transformó en el equipo que controla y somete a sus rivales. En una buena combinación, de las muchas que organizó el equipo azulgrana, Ibrahimovic recogió un balón en el centro del área y marcó un gol reparador para su equipo (3-1) El Barcelona mejoró la presión y el control de la pelota. Del mejor juego también salieron buenas acciones de gol, como en disparos de Henry y Touré, además de un centro impreciso de Ibrahimovic. El partido entró en sus últimos minutos con un Barça controlando el juego ante un Xerez nervioso que provocó muchas faltas.