El Barça empieza como un tiro y anotándose un set

Messi y Suárez celebran un gol con Sergi Roberto

Festival de Messi y Suárez como aviso a los rivales.

 

FICHA TÉCNICA.


FC BARCELONA: Bravo; Sergi Roberto, Piqué, Umtiti, Alba (Digne, min.76); Busquets, Rakitic, Denis Suárez (Munir, min.70); Messi, Luis Suárez y Arda.

REAL BETIS: Adán; Cejudo, Bruno González, Mandi, Pezzella, Durmisi; Jonas (Ceballos, min.36), Felipe Gutiérrez (Musonda, min.55), Petros (Fabián, min.59); Sanabria y Rubén Castro.

GOLES.

1-0. Min.6, Arda Turan.

1-1. Min.21, Rubén Castro.

2-1. Min.37, Messi.

3-1. Min.42, Luis Suárez.

4-1. Min.56, Luis Suárez.

5-1. Min.57, Messi.

6-1. Min.82, Luis Suárez.

6-2. Min.84, Rubén Castro.

ÁRBITRO: Undiano Mallenco (C. Navarro). Amonestó a Luis Suárez (min.62) en el FC Barcelona y a Cejudo (min.45), Ceballos (min.68) en el Real Betis.

ESTADIO: Camp Nou, 65.731 espectadores.

El FC Barcelona ha ganado este sábado al Real Betis (6-2) en el Camp Nou en un festival blaugrana donde Leo Messi y Luis Suárez, con un 'hat-trick', se divirtieron y lo hicieron extensivo a sus compañeros y aficionados en un serio aviso a los rivales de que los blaugranas han empezado como un tiro la temporada oficial, con un juego y un 'feeling' incluso con los nuevos impropios a estas alturas de campaña.

Abrió con buen pie la defensa del título un Barça que solventó sin problemas la escasa resistencia bética. Los de Gustavo Poyet, que a las órdenes del de Montevideo intentarán ser protagonistas con el balón y ser ofensivos, se toparon con un Barça que es maestro en ello y que apenas les dejó oler la pelota. Los blaugranas, bien asentados, engañaron al tiempo y jugaron como si fuera abril y no agosto liderados por un Messi excelso y un Suárez voraz.

Dos goles, una asistencia y varios pases que no acabaron en gol por poco en la cuenta de Messi, y tres goles en la de Luis Suárez, con gol de falta directa con permiso del argentino, que se la cedió. La máquina barcelonista parece engrasada y su capitán --por ausencia por lesión de Iniesta-- más motivado que nunca. Tras ganar al Sevilla FC con un global de 5-0 la Supercopa de España, tampoco sufrieron para ganar a sus vecinos del Betis pese a las bajas y al poco ensamblaje que debería tener el equipo a estas alturas.

Con un Leo Messi a sus anchas, un Arda Turan que volvió a marcar y siguen en estado de gracia y un Luis Suárez que no se ha olvidado de marcar en vacaciones, el nuevo tridente sigue entendiéndose. Neymar, que opta a ganar la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, recuperará su sitio al volver pero Arda sigue acallando críticas con una versión cada vez más parecida a la del Atlético de Madrid y afinando además, sin ser su rol, de cara a gol.

Esta vez abrió además el marcador en el minuto 6 para dar pie a la postrera goleada. Tras marcar en la Supercopa de España, el turco volvió a repetir en el estreno liguero y se confirma como buena alternativa al tridente oficial. El Betis se recuperó con un golazo de falta directa de Rubén Castro al que Claudio Bravo, titular pese a los rumores de su salida al Manchester City, no pudo llegar. El delantero bético, el mejor de los suyos, volvió a marcar pare cerrar el 'set'.

Un 6-2 que si bien deja muy buenas sensaciones en global tiene un gran 'pero': la defensa. Ante un gol de falta directa poco se puede hacer más allá de intentar no cometer la infracción. Pero el gol final tuvo imprecisiones de la zaga barcelonista a la hora de despejar una falta lateral. Y Castro, atento, controló, se revolvió y marcó. Doblete para él para salvarse de la quema general que pueda hacer Poyet.

Pero lejos de venirse abajo o temblar ante un Betis reforzado que podía abrir la Liga con un 'Tamudazo', el Barça cuajó un partido serio, salvo ese apunte negativo, en el que se volcó al ataque con buen criterio y acierto para abrir la Liga con autoridad. Goles de jugada de tiralíneas, de ataque rápido tras recuperación, de jugada directa... El mensaje fue claro: quien quiera desbancarlos, si siguen así, tendrá que sudar y de lo lindo.

Con varias asociaciones al primer toque, entre varios compañeros, el Camp Nou vibró pese a no estar ni de lejos lleno. Hasta Digne, que está dejando grandes sensaciones, pudo marcar el 7-2 al final del partido pero lo evitó un Antonio Adán que se llevó un saco de goles en contra pero que evitó una mayor sangría. Otro nuevo, como Samuel Umtiti, estuvo bien atrás pese al poco trabajo y Denis Suárez casi marcó un elástico gol de tijera pero lo evitó Adán. Destacar también a Sergi Roberto, con traje de asistente desde una lateral derecho que quiso hacer suyo. Es tiempo de impresionar al míster y en este partido quedó demostrado.