El Barça tuvo que sudar

El Barça tuvo que sudar
EFE / BILBAO

El Barça, con muchísimo sufrimiento, en un encuentro trabajadísimo, logró clasificarse para las semifinales tras derrotar al Cajasol. La buenísima defensa de los dos primeros cuartos, en los que ofreció poquísimas oportunidades de correr y menos rebotes ofensivos aún, no tuvo la continuidad necesaria en el inicio de la segunda mitad, momento que aprovechó el Barcelona para abrir la primera brecha en el marcador. No sucedió porque el Cajasol no lo hiciera bien, de hecho llegó a ir diez puntos por encima en el marcador, sino porque el Barça es demasiado equipo para conseguir frenarlo durante 40 minutos, y encontró diferentes alternativas para hacer frente al entramado defensivo de su contrincante.

Navarro hizo lo que tenía que hacer cuando lo tenía que hacer, y los dos triples consecutivos de Lakovic nada más abandonar el banquillo hicieron reaccionar a un Barcelona que lo pasó muy mal ante los hombres grandes de Joan Plaza y sus continuos cambios defensivos en todas las posiciones. Los puntos del capitán azulgrana se unieron a varias acciones seguidas de Fran Vázquez, que permitieron a su equipo mantener una corta pero, en definitiva, suficiente ventaja cuando su rival apretó hasta el límite en los instantes finales del encuentro.

Ahora al conjunto azulgrana le espera el Power Electronis Valencia en semifinales en otro encuentro que se promete duro para el gran favorito para alzarse con el título. El camino para intentar la sorpresa lo índicó ayer el equipo de Plaza. A ver si alguien lo sigue.