El Barça encarrila la eliminatoria ante el Bilbao

El conjunto dirigido por Xavi Pascual sumó su segundo triunfo y podría proclamarse campeón en el País Vasco
Sin nada que reprochar al Bilbao, que no bajó nunca los brazos, el Barça dio la sensación de dominar cada momento del partido, de tener por la mano todo lo que sucedía en la pista. El juego no fue tan brillante, por la mejora de los bilbaínos en defensa, pero cuando los de Katsikaris dieron su último aliento salió a flote el poderío de Sada, el brillo de Navarro, el tiro de Lorbek, en definitiva, el bloque de este Regal Barça.

Poco tuvo que ver este segundo encuentro respecto al primero. Estuvo reñido al máximo, con pequeñas rentas favorables al Barça que aumentaron en el segundo cuarto pero sin llegar a las diferencias del primer asalto en el Blaugrana. Ambos equipos corrieron poco, pero la intensidad defensiva fue tal que la tensión se palpaba en la pista, banquillos y grada.

En el tercer cuarto el Barça apretó un poco más para aprovechar la mayor rotación de banquillo, y sacó fruto de ello. El Bilbao apenas podía mantenerse sobre la barrera psicológica de los diez puntos, sin el acierto desde el triple de otros partidos y ante la imposibilidad de correr al contraataque.

Poco a poco los blaugrana se fueron encontrando más y más cómodos en pista. No desplegaron el gran baloncesto del primer partido, pero sí mantuvieron la intensidad como les pidió Xavi Pascual. En ningún momento se relajaron, seguramente por no verse tan arriba en el electrónico, y con la confianza de que la mayor experiencia acabaría por hacer el trabajo.

Sin embargo, los bilbaínos demostraron por qué son finalistas, por qué se han ganado la etiqueta de 'mata gigantes' al deshacerse de Power Electronics Valencia y Real Madrid. Un parcial de 0-7 para decir 'aquí seguimos' y otra vez a poner los corazones en un puño. El Palau, lleno y con gran presencia de 'hombres de negro' en sus gradas, vibró más que nunca esta temporada.

Y es que cuando Banic puso el 54-47 en el electrónico empezó un mini partido, en el que los blaugrana debían gestionar la renta y los visitantes dar el todo por el todo para por la vía heroica empatar la serie. Ya ganaron así en Liga Regular en Barcelona y, el jueves, se llevaron el último cuarto.

Con cinco minutos de partido el marcador era de 58-52, justo a tenor de la remontada visitante. Con todo por decidir, el Barça tiró de oficio y el Bilbao de triples, recuperada la inspiración de un Vasileiadis ausente hasta el momento crucial (64-60), pero entonces Lorbek se acordó del daño que hizo el jueves y volvió a hacer lo mismo, desesperar a Banic desde el exterior. Un triple del esloveno y otro de Navarro pusieron un 70-60 a falta de un minuto ya premonitorio del 74-67 final. Miribilla decidirá.

REGAL FC BARCELONA: Sada (5), Navarro (20), Anderson (9), Lorbek (9), Perovic (1) --cinco inicial--; Rubio (3), Lakovic (2), Vázquez (8), Ingles (10), N'dong (2), Morris (3) y Grimau (2).

BIZKAIA BILBAO BASKET: Jackson (-), Warren (-), Mumbrú (12), Hervelle (8), Mavroeidis (6) --cinco inicial--; Fisher (8), Vázquez (-), Banic (3), Vasileiadis (15) y Blums (15).

PARCIALES: 14-11, 26-20, 14-9 y 20-27.

ÁRBITROS: Martín Bertrán, García Ortiz y García González. Eliminaron a Grimau en el Barcelona.

PABELLÓN: Palau Blaugrana, 6.902 espectadores.