El balón parado condena a la UD Santa Marta

Derrota para la UD Santa Marta, 0-2, ante un Atlético Astorga que aprovechó dos acciones a balón parado para sacar el máximo fruto de un partido en el que los locales pusieron más fútbol sobre el césped. 

FICHA DEL PARTIDO

 

0 UD SANTA MARTA: Darío, Carlos, Lolo, Jaime, Fer (Gallego, min. 81), Chamorro, Víctor Abajo (Álex Toral, min. 72), Jorge, Glory, Álvaro (Adrián, min. 64) y Revilla.

 

2 ATLÉTICO ASTORGA: Javi, Cristian, Soto, Antonio, Víctor, Aller (Taranilla, min. 79), Lago (Ivivales, min. 84), Rubén, Roberto Puente (Adrián Rojo, min. 77), Bandera y Borja.

 

ÁRBITRO: Tarjeta amarilla a los locales Jaime y Fran, y también a los visitantes Cristian y Víctor. 

 

GOLES: 0-1, min. 40, Víctor. 0-2, min. 70, Antonio. 

 

INCIDENCIAS: Partido disputado en el Alfonso San Casto.

No pudo debutar con victoria o al menos puntuando Sergio Hernández al frente de la UD Santa Marta, aunque por juego su equipo mereció mayor suerte ante la escuadra maragata que llegaba en racha y confirmó su posición en la cabeza de la clasificación.

 

Casi como en cada partido, los locales disfrutaron de una buena llegada nada más iniciarse el encuentro y a los cuatro minutos el portero visitante Javi, se lució en una gran parada tras lanzamiento de falta de Álvaro. La acción acabó en saque de esquina. De nuevo al cuarto de hora el portero visitante evitó males mayores al rechazar un disparo desde la frontal de Revilla.

 

Ambos volverían a ser protagonistas de un tercer lance peligroso a favor del Santa Marta en los primeros veinte minutos del encuentro mientras el Atlético Astorga apenas se estiraba y no fue hasta el minuto 35 cuando puso a prueba a Darío. El portero local reaccionó bien en un mano a mano provocado por un fallo defensivo.

 

Era el primer desajuste de la defensa local y en el segundo llegó una falta en la frontal, ya en el minuto 40 que significó el primer tanto del encuentro. El lanzamiento lo ejecutó Víctor que golpeó enviando el balon pegado al palo. 

 

Nada más volver de vestuarios se vio que el Santa Marta iría a por el empate y Revilla, en el 47, topó de nuevo con Javi, el hombre más inspirado de la tarde. El paso de los minutos fue restando fortaleza a los locales que ya se volcaban dejando espacios. Salía poco  el Astorga pero a la media hora forzó un saque de esquina que fue el preludio de la sentencia.

 

No acertó a despejar la zaga, el balón quedó suelto en el área pequeña y allí lo recogió Antonio para remachar sin oposición.

 

Al final los tres puntos se marcharon a Astorga de la mano del equipo que llegaba en mejor dinámica y que supo aprovecharse de dos acciones puntuales.