El balance se sitúa en 78 muertos, 6 pendientes de identificar, pero la Policía analiza restos humanos

Las víctimas mortales del accidente de tren registrado el pasado miércoles en Santiago de Compostela se sitúan en 78, de las cuales seis están pendientes de identificar, pero la Policía Científica, prosigue con el trabajo para determinar la procedencia de restos humanos recogidos en el lugar del siniestro.

   

De esta forma, el balance de fallecido es aún "provisional", en función de lo que determinen las pruebas a las que serán sometidos los restos humanos recogidos por que hubo fragmentación de cuerpos, según ha expuesto Antonio del Amo, de la Comisaría general de la Policía Científica.

 

En rueda de prensa, del Amo ha explicado que para determinar la identidad de los seis cadáveres pendientes se recurrirá a "otras técnicas que requieren un tiempo mayor", aunque ha evitado fijar unos plazos concretos. En análisis genético se centralizará Madrid.