El Ayuntamiento vuelve a convocar la comisión del barrio de Buenos Aires tras cuatro meses dando largas

Una de las reuniones de la comisión especial sobre el barrio de Buenos Aires.

Las reiteradas quejas de los vecinos y la demanda de los grupos socialista y Ganemos obliga a convocar de nuevo la comisión especial.

El equipo de Gobierno ha tenido que ceder a las presiones de la oposición y después de cuatro meses de dejadez se ha comprometido a retomar los trabajos de la comisión creada para analizar los problemas del barrio de Buenos Aires. La última vez que se reunió fue a finales de febrero de este año y la concejala delegada del área se ha comprometido hoy ante los concelaes de la oposición a convocarla antes de que acabe el mes de junio.

 

Hace sólo un par de semanas que la oposición invitó al equipo de Gobierno a comprobar in situ el deterioro de la convivencia en el barrio para que la concejal del área percibiera de manera directa la delicada situación. Los grupos políticos Ganemos Salamanca y Socialista trasladaron las amargas quejas remitidas por la asociación del barrio de Buenos Aires, en relación a la situación de dejadez de las zonas ajardinadas, aparcamientos, suciedad y el absentismo escolar. Una situación que pinta un panorama muy parecido al que los vecinos denunciaron casi un año atrás y que no ha conseguido que se avance en su resolución.

 

En todo este tiempo, el barrio de Buenos Aires ha visto como sus problemas seguían sin resolver ante la desesperación de los vecinos, que recientemente han vuelto a reclamar la actuación del Ayuntamiento. Durante semanas, el equipo de Gobierno ha mantenido un incomprensible mutismo sobre el asunto y ha dado largas a las peticiones de los grupos de la oposición.

 

De momento, lo único que se ha hecho ha sido concretar la expulsión de aquellos vecinos que estaban ocupando viviendas de protección oficial sin ser sus titulares, una de las prácticas que está detrás de los problemas de convivencia en el barrio, ya que en estos pisos se habían instalado personas conflictivas. En noviembre la comisión ya pidió a la Junta que actuara y expulsara a los que estaban irregularmente instalados en estas viviendas, de titularidad regional