El Ayuntamiento sustituye el crédito concertado con el Fondo de Pago a proveedores

Se ha acogido al decreto ley que permite a las corporaciones locales acudir al mercado financiero para beneficiarse de condiciones más ventajosas.

El Ayuntamiento de Salamanca ha firmado la sustitución del crédito concertado con el Fondo de Pago a Proveedores por un crédito con una entidad financiera a un tipo de interés inferior (1,59% frente al 5,66% anterior).

 

El Ayuntamiento ha decidido acogerse al decreto ley que permite a las corporaciones locales acudir al mercado financiero para beneficiarse de condiciones más ventajosas. Esta medida permitirá al Ayuntamiento ahorrar en costes financieros 2.183.007,66 euros en los ocho años en los que está concertada la operación.

 

Esta medida se suma a la reducción de la deuda gracias al saneamiento económico del Ayuntamiento, que permite mantener la apuesta municipal por el gasto social, la calidad de los servicios sociales públicos y pagar a los proveedores prácticamente al contado.

 

En concreto, el Ayuntamiento reducirá este año su deuda por encima de las previsiones y logrará en 2015 una ratio histórica de endeudamiento del 65,46% gracias a la buena gestión económica. La deuda municipal se situará a 31 de diciembre de este año en 105.346.676,63 euros, 4,3 millones de euros menos de la prevista, y la ratio de endeudamiento será del 74,32%, frente al 76,20% estimado.

 

Los datos alcanzarán cotas históricas en 2015, cuando está previsto que la deuda municipal se reduzca hasta los 92.980.977,62 euros, casi 43 millones de euros menos respecto a 31 de diciembre de 2010 y la ratio de endeudamiento se sitúe en el 65,46%, 34,6 puntos porcentuales menos respecto al inicio del mandato.

 

La reducción de la deuda se logrará con dos amortizaciones extraordinarias por importe de 4,4 millones de euros que se realizarán a lo largo de este año y al pago de al menos otros 12,3 millones de euros en 2015.

 

El Ayuntamiento ha realizado ya una aportación extraordinaria de 3,2 millones de euros para reducir la deuda concertada a través del mecanismo del Pago a Proveedores y amortizará antes de que acabe el año 1,2 millones de euros de operaciones de crédito con mayores costes financieros. Estas amortizaciones extraordinarias se realizarán con cargo al superávit de 9,5 millones de euros con el que se cerró el ejercicio 2013.

 

En el año 2015 se amortizará deuda pendiente de operaciones de crédito como mínimo por importe de 12.365.699,01 euros y no se concertará ningún préstamo.