El Ayuntamiento soluciona el "problema técnico" con la calefacción en el consultorio médico de Martinamor

El alcalde de la localidad ha asegurado que se debe a un fallo y no a ningún tipo de recorte

La localidad salmantina de Martinamor ya ha solucionad, con absoluta rapidez y prontitud, la polémica que ha surgido ante la negativa del médico de la localidad de acudir a su puesto de trabajo mientras que no hubiera calefacción.

De este modo, la localidad se había quedado sin médico "de forma indefinida o hasta que vuelvan a poner en funcionamiento la calefacción tal y como estaba con anterioridad". Así lo expresó en su momento el médico encargado de este municipio, Miguel Ángel Carpio Ortega, en un cartel colocado en la puerta del consultorio.

Los vecinos de la zona, según ha podido saber TRIBUNA, se enteraron por este cartel de la asuencia del médico, al tiempo que señalan que no creen que se trate de recortes y sí de algún fallo en el sistema eléctrico.

No onstante, el alcalde de la localidad, Francisco Javier Gómez, ya se ha puesto en contacto con la gerencia provincial de Sanidad para arreglar este problema que se debió a un fallo en la programación del encendido de la calefacción, "hecho que ha podido ocurrir un día más, pero lo lógico sería que se hubieran puesto en contacto conmigo para solucionar este problema y no haber llegado a esta situación", destacó.

Por ello, el corte en la calefacción no se debió a ningún tipo de recortes sino a los problemas corrientes que pueden ocurrir en cualquier localidad y que solo la falta de comunicación ha hecho que se llegue a esta situación. Por eso, el viernes el médico acudirá en su horario normal para atender las necesidades de los ciudadanos de esta localidad.

Hay que recordar que la polémica surgió cuando el médico ha dejado claro en el cartel explicativo a los vecinos lo siguiente: "No es digno pasar una consulta en estas condiciones, ni para los pacientes ni para el médico, ambos se merecen un respeto. Si hay que hacer recortes, el consultorio es el último lugar de donde ha de recortarse y mucho menos sin avisar y dar explicaciones. Los pacientes seguirán siendo atendidos en cualquiera de los otros consultorios en el horario habitual tal y como figura en el tablón", señala el cartel.

También señaló que se le informará a las autoridades sanitarias "convenientemnete de este hecho a los efectos oportunos, así como se presentará una reclamación formal en el ayuntamiento de Martinamor".

El médico acudía a esta localidad los martes y los viernes desde las 11.00 horas hasta que terminase con los vecinos de la localidad, y también lleva más pueblos colindantes como Valdemierque, Beleña y Buenavista, a los que tendrán que acudir los vecinos de Martinamor si quieren ser atendidos por el médico hasta que se arregle el problema de la calefacción.