El ayuntamiento señaliza el radar móvil en Rector Esperabé y aumenta la vigilancia

En la jornada del miércoles se colocaron carteles para persuadir a los conductores 'veloces'

El ayuntamiento de Salamanca sigue tomando medidas con el objetivo de acabar con los accidentes de tráfico en la capital y por ello instaló hace semanas un radar móvil en el paseo de Rector Esperabé con el objetivo de persuadir a los conductores más 'rápidos'.

De hecho, eliminó los badenes colocados en el suelo para aminorar la velocidad con el objeto de que el radar tenga ya su efecto. Por ello, en la jornada del miércoles, trabajadores del ayuntamiento han colocado carteles avisando de la existencia de un radar que es móvil pero que no viene indicado como tal en la señal para 'cazar' a los amantes de la velocidad.

No obstante, miembros de Tráfico ya estaban con un coche dispuesto en esta zona de la ciudad para multar a todos aquellos que superasen el límite de velocidad para ese tramo que es de 30 kilómetros por hora.

Así, habrá que esperar para comprobar si la medida del consistorio surte efecto y los conductores aminoran la velocidad en una zona de la capital con mucho tránsito de turistas durante todas las horas del día.