El Ayuntamiento se retira de las negociaciones por el patrimonio de la Cámara Agraria

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco

Dice ahora que la negociación, que estaba casi cerrada con el presidente de la Cámara Agraria, era solo un punto de partida sin cantidades fijas: ofrecía 140.000 euros por un patrimonio que Asaja valora en un millón. Acusa a Confaes de estar detrás de la decisión de Asaja, uno de los socios de la Cámara Agraria, de negarse a "regalar" el patrimonio.

El equipo de Gobierno en el Ayuntamiento de Salamanca ha querido aclarar algunas cuestiones ante la polémica por su oferta a la Cámara Agraria para que el patrimonio de esta entidad pasara al Ayuntamiento a cambio de 140.000 euros. Una propuesta que partía del presidente de la Cámara Agraria y que no ha contado con el consenso necesario en su seno, ya que uno de sus socios, Asaja, se ha negado a aceptarlo porque considera un regalo entregar al consistorio por esa cantidad un patrimonio que incluye la sede, un local de 600 metros cuadrados, y numerosos locales y naves valorados en total en un millón de euros.

 

En su misiva, el Ayuntamiento dice que se retira de las negociaciones hasta que no haya un acuerdo entre las partes "para no ser un elemento de discordia", acuerdo al que no ha esperado hasta ahora. De paso, considera la propuesta que el presidente de la Cámara Agraria, Aurelio Pérez, le hizo llegar como tomada "con buen criterio" y acusa a Confaes y su presidente, Juan Antonio Martín Mesonero, de estar detrás de la negativa de Asaja a que se entregue un patrimonio que es, como dice el Ayuntamiento, de todos los agricultores y ganaderos por 140.000 euros cuando está tasado en un millón.

 

Este es el contenido de la nota de prensa enviada por el Ayuntamiento:

 

"Ante la negativa de ASAJA a la propuesta de la Cámara Agraria para que el Ayuntamiento adquiera sus inmuebles, el Gobierno municipal aclara:

1.     El Ayuntamiento ha negociado, por iniciativa de la Cámara Agraria porque, con buen criterio, el presidente de la Cámara Agraria, Aurelio Pérez, trasladó esta propuesta al entender, en defensa de los intereses de agricultores y ganaderos, que ese patrimonio debe tener un objeto social y cultural y ser gestionado por una administración pública. Confianza de la Cámara Agraria que agradece el Gobierno municipal.

 

2.     Ayuntamiento y Cámara Agraria avanzaron un borrador de convenio, como mero punto de partida de una negociación que cuenta con la conformidad de la Junta de Castilla y León, aunque ni el precio, ni las condiciones definitivas están cerradas. Dentro del borrador de convenio se valoran diversas posibilidades y existe el compromiso, por ejemplo, de poner a disposición de la Cámara Agraria un espacio de reuniones de titularidad municipal; además de garantizar la conservación de sus fondos documentales, entre otras medidas que pudieran acordarse.

 

3.     Ante la oposición manifestada públicamente por ASAJA a los términos iniciales del borrador de convenio,  el Ayuntamiento no quiere ser un elemento de discordia y se retira de las negociaciones hasta que no haya un acuerdo de todas las partes dentro de la Cámara Agraria. Por otra parte, no se comprende la agresiva oposición de ASAJA a la negociación con el Ayuntamiento, salvo que obedezca a los intereses por abortar esta operación del presidente de CONFAES, organización en la que están integrados.

 

4.     El Gobierno municipal considera que los bienes de la Cámara Agraria deben quedarse en Salamanca y ser gestionados por una administración pública salmantina, en beneficio de los agricultores y ganaderos y de todos los ciudadanos de Salamanca. También aboga por que se descarte la opción de repartirlos entre los sindicatos agrarios al ser bienes de todos y no de unos pocos.

 

Por otra parte, El Ayuntamiento ya había avanzado gestiones con el Ateneo de Salamanca, Asociación de Amigos de Unamuno y Asociación Cultural Pentadrama para que pudieran desarrollar sus actividades culturales y establecer su sede en los actuales locales de la Cámara Agraria".