El Ayuntamiento resucita el plan de ocio nocturno sin un solo avance siete meses después de la fiestas sexuales

Reunión de la comisión por un ocio nocturno de calidad.

Ni plan ni medidas siete meses después del escándalo de las fiestas sexuales. El equipo de Gobierno no supo atajar aquella situación y su diagnóstico y plan de actuación no parecen ir por el buen camino.

Cuatro meses después, sin una sola propuesta real sobre la mesa y sin visos de cambios. Así ha 'resucitado' el Ayuntamiento de Salamanca el plan de ocio nocturno, la respuesta que dio a los escándalos de las fiestas sexuales del pasado verano y que está mostrando una velocidad de actuación tan escasa como la de reacción del equipo de Gobierno ante aquellos vergonzosos hechos. De hecho, siete meses después de los acontecimientos, no hay ningún avance: sólo los cambios en las ordenanzas, porque todavía no hay ni plan ni medidas, y el diagnóstico del problema es demasiado básico.

 

Este miércoles ha vuelto a reunirse la comisión formada para ello, cuatro meses después de la anterior reunión. La última ocasión que se vieron sus integrantes fue el 1 de octubre para su segunda reunión, que ya se celebró casi tres meses después de la primera. Las reuniones se han ido espaciando en el tiempo de tal modo que la comisión se ha diluído. Y el resultado son los escasos avances.

 

 

DIAGNÓSTICO MUY BÁSICO

 

Según una nota difundida por el Ayuntamiento de Salamanca,  "continúa impulsando el Plan Integral por el Ocio de Calidad en Salamanca cuyo objetivo es un Pacto Cívico por la vida nocturna que mejore la convivencia ciudadana", para lo cual se han reunido equipo de Gobierno, oposición y la ONG Controla Club. Esta es la organización que hizo un primer plan hace tres años y a la que el Ayuntamiento recurrió como respuesta a los escándalos del pasado verano.

 

En la reunión, según la nota, se ha conocido un estudio elaborado por la citada ONG con un diagnóstico de la situación actual del ocio nocturno de Salamanca. Ese diagnóstico dice que Salamanca cuenta con una amplia población estudiantil y con variedad de locales nocturnos, que la promoción para el consumo excesivo de alcohol influye en la salud pública y que son necesarias acciones de sensibilización y de ocio alternativo. El diagnóstico destaca lo adecuadas que son las iniciativas del Ayuntamiento, una visión poco crítica ante un problema que el equipo de Gobierno no supo ver ni atajar.

 

Además se ha tratado sobre los resultados de la primera fase del plan de actividades y sobre la propuesta para 2016. El Plan, que apuesta por un ocio responsable, será integral y transversal contemplando desde medidas de prevención de consumo de alcohol y drogas hasta otras de convivencia ciudadana y seguridad vial. Sin embargo, la realidad es que, hoy por hoy, no hay nada de nada salvo la modificación de varias ordenanzas para frenar las despedidas de soltero y las fiestas de contenido sexual.