El Ayuntamiento responde: "Ausín Sáinz ha ocultado información; nos ha mentido deliberadamente"

Fernando Rodríguez, portavoz del Ayuntamiento

El portavoz del consistorio reconoce que hubieran hecho "lo mismo si en lugar de aparecer la Infanta hubiera aparecido Manuel Azaña, presidente de la República o si en lugar de Rajoy, lo hubiese hecho Felipe González".

La respuesta del Ayuntamiento al artista Ausín Sáinz no se ha hecho esperar; y ha corrido a cargo del portavoz municipal del Ayuntaniento, Fernando Rodríguez, quien ha sido tajante desde el primer momento, acusando al autos de la exposición 'No apto para todos los públicos' de "mentir deliberadamente".

 

"No tenemos nada en contra de este arista ni mucho menos, porque ya expuso con nosotros en el Espacio Joven en el año 2004. Lo que sí tenemos que decir es que nos ha ocultado información y ha mentido deliberadamente al ayuntamiento de Salamanca que fue la institución que le dio la autorización para usar la sala en cuestión. Nos mintió sobre el contenido de la exposición".

 

Al menos eso es lo que ha indicado el propio Fernando Rodríguez, quien ha ido más allá. "El contenido de la muestra no se ajusta a lo previamente autorizado y nos ha engañado con el fin de ocultar de una manera intencionada las obras que iba a exponer", ha señalado.

 

Además, el portavoz del Ayuntamiento ha indicado que "miente mienta a la institución que le presta un espacio y al responsable técnico de la autotización, que es el mismo que dirige el Centro Julián Sánchez El Charro. Entonces, al comprobar el contenido de la obra pedimos que se revoque y lo hacemos por entender que se exponen obras inadecuadas para este espacio al que viene gente de todas las edades y ciondición y porque una institución pública no puede avalar obras que ofenden a la Casa Real, e incluso a un buen número de gente que se acerque a verla", ha expuesto.

 

No en vano, Rodríguez defendió su psotura y dijo que hubieran hecho "lo mismo si en lugar de aparecer la Infanta hubiera aparecido Manuel Azaña, presidente de la República o si en lugar de Rajoy, lo hubiese hecho Felipe González", ha explicado.

 

Asimismo, ha agregado que se trata de una "ocultación, una mentira delibrada, con intención de provocar lo que se ha provocado y no lo hemos tolerado".

 

En cuanto a la presencia policial para obligar al artista a retirar la exposición, Rodríguez indicó que se le solicitó que se hiciera de este modo. "Él nos pidió que fuera por escrito y así fue. se negó y no solo eso; siguió montando la exposición y ante esa actitud rebelde no hubo más remedio que llamar a la Policía para que hablara con el artista y le convenciera del desmontaje de la exposición", concluyó.