El Ayuntamiento recurre al 'enchufe' con Fomento para intentar lograr fondos europeos para Zaldesa

Fernando Rodríguez y el alcalde Fernández Mañueco, en una visita a Zaldesa en abril de 2011.

El ministro de Fomento considerará estratégico el puerto seco de Salamanca y le dará prioridad a la hora de buscar fondos europeos. Tendrá que seguir presentándose a los concursos si quiere fondos de Conectar Europa.

Después de dos intentos fallidos, el Ayuntamiento de Salamanca ha decidido recurrir a la labor del Ministerio de Fomento para sacar adelante el proyecto de la plataforma logística de Zaldesa. El conocido puerto seco ha sumado dos fracasos en los dos últimos años, cuando ha presentado el proyecto a la financiación europea y ha recibido la negativa por respuesta.

 

El tema del puerto seco ha sido uno de los que trataron el alcalde y el presidente de la Diputación de Salamanca, junto a una delegación de representantes del PP en Congreso y Senado, en su reunión con el ministro de Fomento en funciones, Rafael Catalá. Además del compromiso de licitar ya la electrificación de la línea férrea de Fuentes de Oñoro, de buscar fondos con Portugal para esta infraestructura o el anuncio de una mayor velocidad en las obras de la autovía A-62 hasta la frontera portuguesa, las autoridades salmantinas se trajeron también este compromiso.

 

Tras la reunión, en la comparecencia de prensa, Catalá ha acordado que la plataforma intermodal logística sea considerada estratégica la priorizará a la hora de acceder a los fondos europeos y ha mostrado su compromiso por singularizarla. Es decir, que intercederá ante las autoridades europeas para subir el nivel de prioridad del puerto seco salmantino, totalmente atascado por los reiterados fracasos a la hora de lograr fondos.

 

No obstante, y siempre que quiera acceder a los fondos del programa Conectar Europa, tendrá que seguir presentándose a las convocatorias anuales de proyectos. Hasta ahora, sus intentos se han saldado con sonoras negativas y Zaldesa estudia como solventar este problema y no volver a cometer los mismos errores que le valieron una calificación negativa, y que la Comisión Europea decidiera no seleccionar el proyecto salmantino para recibir fondos.