El Ayuntamiento publica un nuevo gasto para la desastrosa red de comunicación de la Policía Local

El alcalde de Salamanca en minoría, Alfonso Fernández Mañueco, ya aprobó en la anterior legislatura un nuevo despilfarro de 42.350 euros para tratar de averiguar los problemas de funcionamiento de una red de comunicación contratada por 1,4 millones hace 8 años.

El Ayuntamiento ya acumula un nuevo gasto que, no por conocido, deja de ser más sangrante. Se trata del despilfarro de 42.350 euros para terminar con los problemas de la red de comunicación de la Policía Local de Salamanca que jamás en sus ocho años de vida ha funcionado del modo correcto y que fue contratada por 1,4 millones de euros.

 

De este modo, la página web del Ayuntamiento publica un documento en el que explica la situación actual, de modo que el consistorio "dispone de una red de comunicaciones TETRA que actualmente se encuentra inutilizada debido tanto a problemas de funcionamiento como a la falta de cobertura requerida para adecuar la red a los usuarios de los cuerpos de seguridad y emergencias en la realización de las tareas que tienen encomendadas".

 

Para poder ponerla en funcionamiento, y según el propio Ayuntamiento, sería necesario lo siguiente:

 

"Puesta en servicio de la red actual. El objeto de esta actuación será la resolución de los diferentes problemas técnicos existentes en la red así como las reparaciones necesarias para garantizar los servicios de comunicaciones requeridos por los usuarios".

 

"Ampliación de la cobertura de la red actual. El objeto de esta actuación será el suministro, instalación y puesta en marcha del equipamiento necesario para ampliar la cobertura actual de la red de modo que permita garantizar la disponibilidad de los servicios de comunicaciones en las condiciones de espacio y tiempo requeridas por los usuarios".

 

De este modo, se reconoce la inutilidad de este sietma por el que se pagó una cuantía importante de dinero y que no cubre las necesidades de la Policía Local, al tiempo que dificulta su labor en defensa de los ciudadanos.

 

No hay que olvidar que el contrato de la red de comunicaciones de la Policía Local data de 2007, cuando se adjudicó a la empresa Emurtel S.A. por 1,4 millones de euros, de los cuales el Ayuntamiento de Salamanca desembolsó cerca de 1,1 millones en los aparatos en sí; el resto iba para formación del personal en el uso del sistema. Sin embargo, desde el primer momento se puso de manifiesto que el sistema no funcionaba y provocó numerosos problemas.

 

El actual equipo de Gobierno no ha sido capaz de enderezar la situación. De hecho, en los cuatro años de su mandato la situación no ha mejorado, y como prueba está que ahora se va a gastar más dinero en averiguar cuáles son los problemas. Ya antes se recurrió a comprar nuevos transmisores y también se han gastado más de 100.000 euros en contratos de mantemiento. Además, el equipo de Gobierno lleva cerca de un año preparando una denuncia para reclamar el dinero a la empresa concesionaria, pero todavía no está lista.